Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El windsurf es mágico”

Marina Alabau insta a mantener el RS:X en los Juegos, y Pombo, el presidente de la RFEV, a que cohabite con el kitesurf

Alabau, abraza a su entrenador Nicolas Bedou tras ganar el oro en RS:X
Alabau, abraza a su entrenador Nicolas Bedou tras ganar el oro en RS:X EFE

Con la medalla en el cuello, Marina señaló al cielo y pensó en Kim, su entrenador y su amigo, fallecido hace tres años en un accidente. A su espalda, sobre el mar, flotaban los aros olímpicos, puestos por la organización como fondo de la foto del pódium, y más allá, un grupo de kitesurfistas practicaba con sus cometas y sus tablas. Todo un guiño. La modalidad de RS:X desparece del panorama olímpico por el resultado (19-17) de una votación celebrada en noviembre pasado en la que España, que votó en representación de Portugal y Andorra, cambió el pacto por el voto a última hora. “Fue una votación en la que yo no estaba, pero soy el responsable”, dijo ayer Gerardo Pombo, el presidente de la RFEV, que matiza: “No fue España la que perdió, fue la decisión de 19 miembros la que ganó”, y apuntó que tratarán de reconducirlo en una reunión de la ISAF el próximo noviembre. “El camino es un acuerdo donde nadie salga ni vencedor ni vencido, no es complicado. Hemos hecho una petición para que siga habiendo windsurf. Lo ideal es que existan los dos”. Pombo salió muy salpicado de la votación en la que se decidió eliminar el winsurf y con él fue especialmente dura, a través de una carta enviada al COE y al CSD, la windsurfista Blanca Manchón: “Ganó el kitesurf por la política de pasillos (lobby) de los propios directivos de la ISAF en favor del kitesurf”. 

La sevillana recordó que ella empezó a navegar subida a una tabla

“El windsurf es mágico”, aseguró ayer Alabau, quien recordó que ella empezó a navegar subida a una tabla de surf amarrada a un peso muerto anclado en el fondo del Guadalquivir, en una escuela de vela sevillana. Para que no se la llevara la corriente advirtió de que la modalidad que quieren incorporar a los Juegos, la de regatas, “la practican veinte. Hablan de millones de personas, pero se equivocan. Ese es el free style, no el que entra en los Juegos Olímpicos”.

Marina, que sopesa la idea de pasarse al kite, avisó de que en el 2020 estará de vuelta el windsurf: “Es la modalidad más espectacular y bonita, se darán cuenta enseguida”.

Es la modalidad más espectacular y bonita. Se darán cuenta enseguida

Marina instó a encontrar una solución al problema y a su lado, la medalla de plata, la finlandesa Petaja, aplaudió su discurso.

La polaca Klepacka, tercera, se sumó a la reivindicación de la campeona española y recordó que los niños pueden aprender a navegar en este tipo de embarcaciones, algo que no pasa con el kitesurf, una modalidad muy exigente a nivel físico, imposible para los niños, entre otras cosas porque no se puede ejercer en cualquier tipo de condiciones meteorológicas.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información