Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presión y control para encarar a Italia

Del Bosque recupera a Cesc y ultima los detalles del estreno

Javi Martínez, Fernando Torres, Victor Valdés, y Raúl Albiol, durante el entrenamiento.
Javi Martínez, Fernando Torres, Victor Valdés, y Raúl Albiol, durante el entrenamiento. EFE

Asoma Italia, Vicente del Bosque ordena presión y control, al tiempo que aparece Cesc Fábregas en escena. Como la noche en Viena, la ciudad que, hace cuatro años, cambió la suerte del fútbol español en una histórica tanda de penaltis; la noche en que España pasó de los cuartos de final tras imponerse a Italia en la tanda de penaltis. “Fue inolvidable, marcó mi vida”, reconoció ayer el centrocampista del Barcelona. No tiraba un penalti desde que era cadete y en el Prater no falló. España se clasificó para las semifinales y acabó ganando aquella Eurocopa. “Creo que fue la confianza que me dio Luis. Pensé que si me daba esa responsabilidad es porque creía en mí. No podía fallarle”, dijo ayer exhibiendo sonrisa en Gdansk.

Del Bosque sabe que puedo aportar. Cuando y donde él diga, ahí estaré”

Cesc Fábregas

Y con él, Del Bosque, que ya lo tiene a su disposición.Cesc explicó que nunca estuvo lesionado y que si salió cojeando del Calderón, tras la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Athletic el pasado 25 de mayo, no fue por ninguna elongación, sino por un golpe. “No tenía nada grave, pero por precaución los médicos de la federación prefirieron que trabajara al margen del grupo”. Cesc volvió ayer a tocar balón, listo para lo que sea menester, y aseguró que llega “en un gran momento” a la competición, y para jugar de lo que haga falta. “Del Bosque sabe que puedo aportar. Cuando y donde él diga, ahí estaré”.

Fábregas y también Arbeloa, ya recuperado de una contractura cervical, y Jesús Navas, que sufrió el martes un traumatismo en una mano, participaron con normalidad en la doble sesión con la que se presentó España ante los vecinos de Gdansk, que llenaron la grada del coqueto estadio del pueblo por la mañana y por la tarde. La federación española tuvo que negociar con la UEFA los entrenamientos a puerta abierta ya que por cuestiones de seguridad, y por la tendencia general del resto de equipos, prefería que las sesiones se realizaran a puerta cerrada. España trabajó mucho el control de balón, consciente Del Bosque de que Italia quiere quitarle la pelota a su selección en el partido que las enfrenta el próximo domingo.

España trabajó mucho el control de balón, consciente Del Bosque de que Italia quiere quitarle la pelota

Mañana y tarde, el seleccionador ordenó partidos en medio campo de diez contra diez sin portero, convencido de que el gol es consecuencia de la posesión de la pelota. Los porteros, Casillas, Reina y Valdés, dedicaron la sesión matinal a realizar ejercicios específicos bajo las órdenes de Ochotorena.

A todo eso, Negredo y Fernando Torres se juegan un puesto en la delantera. Parece cada vez más claro que España jugará con un poste arriba y no con un nueve bajito.

Cesc remata a portería durante el entrenamiento.
Cesc remata a portería durante el entrenamiento. Diario AS

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.