Reportaje:

Wembley examina a De Gea

El portero español debutará con el Manchester United en partido oficial en el duelo de la 'Community Shield' contra el City de Agüero

"Sabemos dónde queremos llegar y, de momento, estamos muy satisfechos con sus progresos". El estreno de David de Gea, el pasado 24 de junio en el Soldier Field de Chicago, borró de un plumazo cualquier rastro de duda que pudiera tener el entrenador de porteros del Manchester United, Eric Steel, sobre el meta español. "Tiene un talento enorme", manifestó entonces el preparador, que restó trascendencia al único gol encajado por el arquero. "Sabemos lo que le espera en nuestra Liga, por eso debe tener decisión en las salidas para despejar el balón. Pero lo ha hecho perfecto", señaló. "Es muy bueno", subrayó el técnico Alex Ferguson. "Desprende muchísima seguridad, se mueve muy bien bajo los palos", ahondó el capitán Ryan Giggs, uno de los pesos pesados del club de Old Trafford.

Más información
El Milan se lleva el primer asalto en China

Y es que en apenas un mes, sin casi tiempo para desgastar sus manoplas, el portero español ya se ha ganado al vestuario del Manchester, que ve en el aplomo y los reflejos del madrileño una garantía para suplir la marcha de Edwin van der Sar, ya retirado. Su presencia bajo el marco del Mufc ha crecido de forma progresiva. No participó en los tres primeros compromisos de la gira americana del equipo británico, en los que Ferguson prefirió foguear al danés Anders Lindegaard, y tomó la alternativa ante los Fire. "Me faltaba jugar, sentirme jugador y comunicarme con los compañeros en un encuentro. Creo que salió bastante bien", manifestó De Gea, que abandonó el Atlético a cambio de 20 millones de euros.

Unos días después, llegó su primera prueba de fuego, frente al Barça. Volvió a mostrarse muy entonado, aunque solo pudo desviar la mirada y encogerse de brazos ante el disparo enroscado que envió Thiago desde la frontal. Después, sin apenas tomar aliento y concluido el periplo estival en tierras estadounidenses, el español se presentó, de forma plácida, ante la grada de Old Trafford en el homenaje a Paul Scholes. Un aperitivo antes de encarar su primer envite de altura, en el duelo de la Community Shield (Supercopa inglesa) que medirá a los diablos rojos contra sus vecinos del Manchester City. Será en Wembley, un escenario de altos vuelos, donde se pondrá en juego el primer cetro inglés de la temporada.

Enfrente, el arsenal ofensivo que presentará el cuadro citizen, diezmado por las ausencia de Carlos Tévez, que decidió prolongar sus vacaciones visto que su deseo de abandonar el club no se satisface todavía. Sí estarán Mario Balotelli, David Silva y el bosnio Edin Dzeko. Y, en principio desde el banquillo, partirá El Kun Agüero, que abandonó el Calderón un mes después de que lo hiciese De Gea. No está siendo un verano sosegado para el meta, campeón de la Eurocopa sub 21 y que encuentra ahora un nuevo reto en el idioma y las costumbres inglesas. "La adaptación va bastante bien. Hay un grupo muy bueno, voy poco a poco con el inglés y me están ayudando mucho", admitió en una entrevista concedida a la web del club.

El Chicharito Hernández, que desembarcó en la ciudad hace un año, está siendo hasta ahora su principal apoyo. "Es un chico increíble, muy majo, me está ayudando un montón", comenta el guardameta sobre el mexicano, su intermediador en las charlas con el cuerpo técnico; "cualquier problema se lo consultó a él. Tener a alguien que hable la misma lengua es muy importante", admite. No saltará el delantero, renqueante, al césped de Wembley, donde De Gea tendrá su primera toma de contacto con el fútbol británico y donde formará por primera vez, de forma oficial, bajo el arco de los diablos. Ferguson, Steel y Giggs respiran tranquilos.

De Gea en un entrenamiento con el Manchester United.
De Gea en un entrenamiento con el Manchester United.DARREN STAPLES (REUTERS)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS