Medios y profesionales bosnios cargan contra su federación

Culpan al organismo de la decisión de la FIFA y la UEFA de suspenderle e impedir a sus equipos participar en torneos internacionales

La suspensión que la FIFA y la UEFA han aplicado a la federación de fútbol de Bosnia y Herzegovina (FFBH) por no modificar su sistema presidencial ha provocado numerosas reacciones en contra del organismo castigado. Los directivos han sido criticados con dureza por los medios de comunicación y los profesionales del fútbol del país. La FFBH rechazó en una asamblea celebrada el martes la exigencia de la FIFA y la UEFA de que modificara sus estatutos y eligiera a un único presidente. Actualmente el puesto lo ocupan rotativamente miembros de las tres etnias principales del país-serbios, bosnios y musulmanes-.

Una de las consecuencias inmediatas de la suspensión es que la selección bosnia no podrá seguir luchando por clasificarse para la Eurocopa 2012. "Estoy deprimido porque no sé qué será del equipo. Estoy triste por los jugadores, que lo dieron todo para superar a los rumanos y todo lo que nos acontece. Ahora resulta que todo ese esfuerzo no valía la pena", ha afirmado el seleccionador, Safet Susic.

Más información
Bosnia, suspendida hasta nuevo aviso

Más duro ha sido el semanario Slobodna Bosna, que ha criticado a los dirigentes del organismo y ha asegurado que la suspensión es en el fondo una "buena noticia". "Es el único modo de echar de los sillones de la federación a un montón de personas criminalizadas, como el exsecretario general Munib Usanovic, al que, después de ser condenado a cinco años de prisión por malversación de fondos, la FFBH nombró director de la selección". La federación tiene pérdidas económicas de tres millones de euros y ha sido acusada judicialmente de firmar dobles contratos a la hora de vender los derechos televisivos de la selección.

"En Bosnia tenemos siempre un circo, no solo en el deporte, también en el estado. Me cuesta observar lo que pasa", ha declarado el exseleccionador Meho Kodro, que como futbolista militó en varios clubes españoles. Algunos, no obstante, prefieren ver en la sanción una psobilidad para mejorar. "De todo esto pueden salir también muchas cosas buenas", ha apuntado Sasa Papac, jugador del Glasgow Rangers que lleva años boicoteando a la selección de su país por su desacuerdo con la forma en que se ha dirigido la federación. "Espero que llegue gente nueva, capaz, profesional. Esto es la oportunidad ideal para ello. Tenemos que comprender de una vez que no importa la nación, sino la profesionalidad y la capacidad de poder trabajar profesionalmente".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS