Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA | ZARAGOZA 2 - REAL SOCIEDAD 1

Braulio llega a tiempo

Un gol postrero del delantero despierta al Zaragoza y bate a la Real Sociedad, que pagó su falta de pegada

Braulio salió para resolver, para poner el punto final a un encuentro marcado por la inoperancia de la Real Sociedad y por la involuntaria intromisión del colegiado Teixeira Vitienes, tan protagonista como casi fatídico para las aspiraciones del Zaragoza. Estaba donde no debía -le ocurrió otras dos veces- y originó con un rebote el gol de las tablas para la Real. Pero Braulio llegó a tiempo con su gol postrero y sacó de una vez por todas a su equipo de la última posición de la tabla.

Gobernó el Zaragoza el duelo, con un juego de toque que finalizaba en Sinama, tortura para la zaga rival, lenta y con serios problemas a la hora de realizar los movimientos laterales. Le encontraron Ander y Paredes pero su remate no enfiló portería. Pero sí lo hizo tras ese pase interior de Ponzio, que resolvió de una manera majestuosa; control con la derecha de espaldas a la portería, giro y toque con la izquierda al tiempo que se propulsaba hacia delante para rematar ajustado al palo. Tercera diana de Sinama, pichichi del equipo junto a Gabi, siempre certero desde la pena máxima.

ZARAGOZA 2 - R. SOCIEDAD 1

Zaragoza: Leo Franco; Diogo, Jarosik, Contini, Paredes; Ponzio (Lafita, min.60); Jorge López (Marco Pérez, min.67), Gabi, Ánder Herrera, Bertolo (Braulio, min.87); y Sinama.

R. Sociedad: Bravo; Dani Estrada, Ansotegi, Mikel, De la Bella; Markel, Elustondo; Xabi Prieto, Zurutuza, Griezmann; y Llorente (Tamudo, min.63).

Goles: 1-0. Min.10, Sinama Pongolle; 1-1. Min.33, Xabi Prieto; 2-1. Min.90. Braulio.

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes. Amonestó por el Real Zaragoza a Paredes, Ponzio y Gabi, y por la Real Sociedad a Griezmann.

Incidencias: partido correspondiente a la decimoséptima jornada disputado en el estadio de La Romareda.

Sin el sancionado Rivas, la Real era un equipo desnortado, falto de chicha en la medular e incapaz de mezclar porque carecían de líneas de pase. Hasta que salió en escena Teixeira, cuando desbarató con su pierna un pase de Ander y descuajeringó el orden del Zaragoza, pillado fuera de sitio y ya con la pelota en los pies de Llorente, que asistió a Xabi Prieto para que definiera como Sinama, raso y acariciando el palo.

Apretó el Zaragoza con una falta de Paredes que Bravo escupió cerca de la escuadra, con un codazo de Ponzio a Zurutuza que bien pudo ser cartulina roja y no amarilla, y una chilena desviada de Ander. Replicó la Real con un disparo del propio Zurutuza, un gol bien anulado por falta previa y otros dos torcidos de Griezmann y Tamudo, que sufrió un penalti no señalado por esa ley de compensación no escrita. Así que llegó Braulio y besó el santo, con una diana tras dos rechazos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.