Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La negra ola nórdica

Mons Kallentoft presenta con Arzak su novela 'Sacrificio de invierno'- "Sin Larsson y Mankell tendríamos menos notoriedad", reconoce

Hace 20 años, el escritor sueco Mons Kallentoft (Estocolmo, 1968), "con mucho menos dinero que ahora en el bolsillo", viajó con su pareja a San Sebastián para poner a prueba su paladar en un lugar de larga tradición culinaria. Después de una copiosa cena en el restaurante de Juan Mari Arzak, pidió de postre una combinación de gambas y espinacas con almendras. En ese momento, "fue como si mi corazón y mi cerebro se pararan", confesaba ayer a este periódico.

Este idilio de dos décadas culminó ayer con la presentación del último libro de Kallentoft, Sacrificio de invierno (Maeva Ediciones), en la capital guipuzcoana junto a Juan Mari y a Eva Arzak.

El escritor sueco, autor de Pesetas (2000) o Marbella Club (2002), ambos ambientados en España, ha creado una novela negra que se ha mantenido como la más vendida en su país natal tres meses y ha tenido una gran acogida en Inglaterra y Francia.

"A la gente le gusta que los ricos sean muy malos", asegura el escritor sueco

El libro ha sido el más vendido en Suecia durante tres meses

Sacrificio de invierno se ajusta a un repetido patrón: una joven comisaria debe investigar el hallazgo de un hombre ahorcado, por lo que se adentra en un oscuro mundo de problemas familiares y sociales. La elección de una heroína responde, según el autor, a romper con la tradición novelística escandinava de presentar protagonistas varones y mayores. "Quería una mujer que aún tuviera toda la vida por delante", apunta.

Pese a su éxito, Kallentoft no conoce la clave para crear un best-seller. "Lo que me interesaba era crear un buen libro", indica. No obstante, considera fundamental que la novela disponga de personajes fuertes, una narrativa clásica y que coincida con una demanda actual de los ciudadanos. Su trabajo combina estos ingredientes aderezándolos con un cliché. Kallentoft se basó en un estudio que comparaba los libros más vendidos de varios países para hallar nexos comunes entre distintas novelas y añadió a la suya una conclusión: "A la gente le gusta que los ricos sean realmente malos".

El escritor sueco no huye de la inevitable comparación con su compatriota Stieg Larsson, autor de la trilogía Millennium. "Sin él y sin Henning Mankell, no habríamos adquirido la notoriedad que ahora tenemos. Para mí habría sido imposible tener en Inglaterra el mismo editor que John Le Carré", reconoce.

¿A qué se debe el éxito en muchos países de la novela negra nórdica? Kallentoft considera que en las últimas tres décadas el género ha conseguido convertirse en la seña de identidad de la zona. El escritor sueco opina que la literatura posmodernista se alejó de la forma narrativa de contar historias "que gustaba a la gente y no a los críticos". Por tanto, considera que la clave ha estado en volver a la tradición narrativa clásica: contar historias con personajes reales, "de planteamiento, nudo y desenlace". Por el momento, Sacrificio de invierno está triunfando en las librerías europeas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.