PIRAGÜISMO

Con la mente en los Juegos

El equipo español de piragüismo, que ha conseguido tres medallas en el Mundial de Pozman, se prepara ya para la cita olímpica de 2012

El broche de oro español del Campeonato del Mundo de Piragüismo, que finalizó hace dos días en la ciudad polaca de Pozman , son un guiño a los Juegos Olímpicos de Londres que se celebran dentro de dos años. Los palistas ya están en los puestos de clasificación para disputar la cita olímpica gracias a los buenos resultados de Polonia. En total, tres medallas; una de oro en el relevo masculino de K-1, integrado por Craviotto, Llera, Andrés y Rial, y dos de plata, también de Craviotto y Rial en K-2 200 -la única prueba olímpica en la que se ha conseguido podio- y de Bouza en C-1 5.000.

Los vigentes campeones olímpicos de K-2 500, Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial, Perucho, palistas de elite y además agentes de la Policía Nacional, se han echado a la espalda el peso de la selección española al conseguir dos de las tres medallas españolas. La plata en K-2 200 y el oro en la prueba K-1 200 de relevos junto a Francisco Llera, también policía, y Pablo de Andrés, un estudiante sub'23 que ha irrumpido con fuerza en la elite mundial. Los cuatro, tras una actuación pletórica, se han ido con la satisfacción de saberse los mejores en su categoría, tras revalidar el título que consiguieron hace un año en Dartmouth (Canadá).

"Estoy muy contento. Me cuesta todavía asimilar el oro", ha dicho Andrés, que este año se ha unido al equipo de relevo que ya formaban los tres policías. "Todo salió a pedir de boca y hemos confirmado nuestra supremacía a nivel mundial contra dos equipos, el inglés y el ruso, que son muy potentes", ha reconocido el palista. Andrés ha contado ya en España que el resto de componentes del equipo le han enseñado a tener mucha sangre fría y "a vaciarte en 35 segundos". "Estar al lado de esta gente te da sobre todo tranquilidad", ha insistido.

Una tranquilidad a la que ya parecen estar acostumbrados Craviotto y Perucho, que estuvieron a punto de llevarse otro oro en el K-2 200 tras protagonizar una dura pugna con los franceses y quedarse a tan solo 8 milésimas del primer puesto. Tan cerca estuvo el primer escalón del podio, que la carrera tuvo que decidirse gracias a la foto de llegada.

Para Perucho no hay duda de que el balance del Mundial de cara a los Juegos de Londres 2012 ha sido "más que positivo". "Era el primer año en que el K2 500 se convertía en una distancia olímpica y nos entrenamos a conciencia. Al final nos llevamos la plata y se nos quedó un sabor agridulce porque nos dieron primero como vencedores y estuvimos celebrándolo hasta que vimos que no, que éramos segundos", ha contado. Eso sí, promete mucha pelea para la cita olímpica. "Para nada veo imposible el oro. Cualquiera podría haberlo ganado", ha avisado.

El equipo español se enfrentará el próximo verano a su nuevo reto: la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2012. Para eso tendrán que volver a meterse entre los seis mejores de cada prueba. Y ellos luchan por ser los primeros.

Saul Craviotto y Carlos Pérez Rial, durante la final de K-2 200 metros.
Saul Craviotto y Carlos Pérez Rial, durante la final de K-2 200 metros.REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción