Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Birsa juega limpio

El joven esloveno solicitó y obtuvo la anulación de una cartulina roja sobre un rival en la Ligue 1

Valter Birsa (Gorici; 1986) es un joven y prometedor jugador de la cantera eslovena. Juega en el Auxerre francés, se maneja con soltura por la banda izquierda o el medio centro y tiene un aceptable disparo desde media distancia, como pudo comprobar el ínclito portero argelino Chaouchi en el primer partido del Mundial. Pero a la espera de que sus aptitudes desemboquen en estrella o, al menos, le permitan hacer carrera, el nombre de Birsa ya protagoniza un peculiar capítulo en la historia del fair play.

Olympique de Marsella y Auxerre buscaban arañarse algún punto en su particular disputa por los puestos europeos de la Liga Francesa. Era el minuto 33 y el marcador reflejaba un empate a cero. En la disputa aérea por un balón anónimo se produjo un violento choque por alto entre el punta del Marsella Bacary Koné y Birsa. El árbitro, Philippe Malige, no lo dudó un instante y mostró la tarjeta roja directa al jugador local, considerando que había soltado el codo contra el jugador esloveno. Hasta ahí, una acción cotidiana sobre un terreno de juego.

Pero la sorpresa recorrió las gradas del estadio Vélodrome cuando Birsa, en lugar de recrearse en el dolor para evidenciar la sanción a su rival, se fue en busca del colegiado para tratar de persuadirle de que Koné no debía ser expulsado. Tanto se aplicó Birsa en su honesta reclamación, que al final logró su propósito. Malige anuló la cartulina roja y el Marsella siguió jugando con 11 hombres. "No hubo mala intención de Koné. Los dos fuimos a por el balón y él se cayó sobre mí. Pero no pasó nada, por eso pedí al árbitro que no le expulsara", declaró Birsa ante decenas de periodistas que buscaban la explicación a un gesto tan noble como inédito.

El propio colegiado se declaró al final del partido "sorprendido" por la actitud de Birsa. "Yo pensé que Koné le había soltado el codo a su oponente y por eso tomé la decisión de expulsarle. Al ver la reacción de los jugadores del Marsella pensé que quizá había cometido un error, y me lo confirmó el propio jugador que había recibido el golpe. Agradezco el gesto que ha tenido Birsa. Ha evitado una injusticia", explicó Malige. El Auxerre se impuso a domicilio al Olympique completando el premio a la integridad de Birsa.

Eslovenia busca hoy refrendar la sorpresa de la primera jornada cuando su victoria sobre Argelia, la primera de Eslovenia en un Mundial, le otorgó el liderato de su grupo. Aquel día, la victoria tuvo más enjundia estadística que futbolística. Eslovenia obtuvo demasiado premio. Ante Estados Unidos, Birsa y sus compañeros deberán aplicarse para asegurarse un histórico pase a octavos de final. El malí Koman Coulibaly arbitrará el partido. Puede estar tranquilo, el fair play está garantizado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.