SEVILLA 1 - DEPORTIVO 1

Sólo de empuje no se vive

El Sevilla no pasa del empate ante un buen Deportivo a pesar de su entrega sin límites

Tan díficil resulta jugarle al Deportivo que el Sevilla, incluso tirando de su amplia chequera, con permiso de Barcelona y Madrid, no pudo ganar un encuentro clave en la pelea por la cuarta plaza. Partido de los buenos en el Sánchez Pizjuán, quizás sin el brillo de las citas más excelsas, pero con el brío y el fútbol de verdad de dos equipos con identidad. Regresó a ratos el Sevilla eléctrico de principios de Liga para encontrarse con un Deportivo rocoso, conocedor del oficio y capaz como pocos conjuntos de tapar sus defectos y agigantar las virtudes que le hacen ser un contrincante temible. Manolo Jiménez tiró de todo su potencial para intimidar al conjunto gallego, sin pensar en el CSKA, con un once titular de plenas garantías.

Luego, se unieron Luis Fabiano, Capel y el impulso de una grada infalible en busca de un triunfo más que importante. En esos tiempos de revolución, el larguero despidió un remate de Luis Fabiano y Palop salvó un balón milagroso ante Antonio Tomás. No le importó al Sevilla descubrirse y su valentía fracasó ante el orden del Deportivo, que no agachó la cabeza ante las carreras de Navas y Capel, la omnipresencia de Zokora y los remates de Luis Fabiano y Fazio. Escapó indemne el Deportivo a pesar del empuje del Sevilla, mejor en la segunda mitad gracias a su fe. Y queda pendiente, como consecuencia del encuentro, la pelea por el cuarto puesto.

No siempre el empuje le puede valer al Sevilla, quien ya se ha dejado demasiados puntos en su estadio. Con mimbres más bien escasos y muchas dosis de trabajo, Miguel Ángel Lotina le complicó siempre la vida a su rival, que sólo vio puerta gracias a la estrategia y un gran remate de Fazio. Contestó pronto el Deportivo en una fulgurante contra. Luego resistió, anclado atrás y con buen trato de balón ante un Sevilla sin imaginación.

Valerón y Fazio saltan a por un balón.
Valerón y Fazio saltan a por un balón.REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS