Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS

La larga vida de El Aynaoui

El marroquí de 38 años es el tenista de más edad en ganar un partido desde que Connors lo lograra con 42

Younes El Aynaoui fue un día un semiesclavo en la Academia de Nick Bollettieri, alguien que jamás pudo suponer que su carrera acabaría entre comparaciones con la del gran Jimmy Connors. Con 18 años, el marroquí se presentó en la meca del tenis, allá por Florida, donde el gurú Bollettieri sólo le dejó quedarse a cambio de que sirviera de chófer y de limpiador del gimnasio; de que encordara raquetas y de que cuidara de los más jóvenes, porque no tenía dinero para pagar sus enseñanzas. Treinta años después, hoy El Aynaoui, ex número 14 y hombre queridísimo en el circuito, ha ganado en la primera ronda del torneo de Qatar al estadounidense Ryler DeHeart (7-6 [3] y 7-6[4]) y ha vuelto a mirarse cara a cara con Connors, ganador de ocho grandes: igual que el año pasado fue el tenista de más edad en alcanzar unas semifinales desde el estadounidense (el marroquí lo logró con 37 años en 2009; Connors, con 41 en 1993), su victoria ante DeHeart le sitúa como el más anciano en ganar un partido, a los 38 años, desde que Connors lo hiciera con 42, en 1995.

Con su pelo afro, el marroquí lo celebró con su familia sobre la pista de Qatar, donde juega invitado por la organización y tras dos intentos de volver al máximo nivel después de sendas lesiones de larga duración. Con su juego de ataque y carga, incisivo siempre, El Aynaoui ha ganado a un rival de 25 años, 13 más joven. El marroquí, bien conectado con la realeza de su país, ha llegado incluso a rezar sobre la pista, de rodillas y mirando al cielo, mientras esperaba que el Ojo de Halcón le diera como buena una pelota discutida. Así fue, y él se quedó riendo, como siempre, incluido el día en el que perdió un partido épico en los cuartos de final del Abierto de Australia 2003 contra Andy Roddick (4-6, 7-6, 4-6, 6-4, 21-19). El Aynaoui, que camina por el mismo lado del cuadro que Rafael Nadal, vencedor hoy del italiano Bolelli (doble 6-3), dispara sus últimos cartuchos. Lo miran sus familiares y sus hijos desde la grada. Connors, el tenista más longevo de la historia, desde la enciclopedia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.