Entrevista:Joan Capdevila

Capdevila:"Soy un jugador de segunda fila"

Entrevista al lateral del Villarreal

12 temporadas y 317 partidos en Primera División; campeón de Europa en Viena, plata de los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, tercer puesto en la Confederaciones 2009; una Copa del Rey y dos Supercopas de Europa con el Deportivo. Para su sorpresa, Joan Capdevila (Tárrega, 1978) es ya una referencia para el fútbol español. También para su sorpresa, este año no ha ganado todavía un partido con el Villareal. Capdevila es un grande que todavía no se explica cómo ha terminado jugando en la selección y en Primera tantos años, tantos partidos y con tan buenos jugadores. De hecho, sigue sin entender cómo ha terminado jugando de lateral izquierdo.

Pregunta. ¿Usted, de niño, quería ser lateral?

Respuesta. No he conocido a ningún niño que diga: 'Yo de mayor quiero ser lateral'. De defensa, alguno, pero nadie pide ser lateral. Hice el típico camino de los laterales: empecé siendo delantero. Hasta los 18 años no jugué atrás. Bueno, excepto el primer partido de mi vida, al menos el primero que recuerdo. Tendría seis siete años, me preguntó el entrenador, Carles Guirau: '¿De qué juegas?' Y le dije: 'No lo sé'. Era verdad, ¡no había jugado nunca! Como mi padre era central, me dijo. 'Pues como tu padre, de central'.

P. ¿Y?

R. La primera pelota que toqué la metí en mi portería. Vino y me dijo: "Venga chaval, vete p'alante". Así que a los cinco minutos de empezar mi carrera, ya era delantero. El Espanyol me fichó como goleador pero, poco a poco, pasé al medio campo... ¡incluso jugué de medio centro, imagínate! Al final Rafa Montfort me puso de lateral.

P. Pues no lo ha hecho mal. Mirar su currículo da envidia y es el jugador que mas minutos ha jugado con Del Bosque en la clasificación para el Mundial.

R. No me puedo quejar. Lo importante es estar. Luego si te ponen o no, ya es cosa del míster, pero mi obligación es estar preparado por si me necesitan. Me alegro de que Del Bosque me haya necesitado tanto. Será que me lo he ganado porque en el fútbol, a la larga, nadie te regala nada, eso lo tengo claro. A mí me lo dicen hace dos años y no me lo creo. Yo iba a la selección, jugaba un partido, no me llamaban los siguientes tres, volvía a ir... Yo era un parche. Y mira, lo que es la vida... Llegará un día que no me volverán a llamar, pero mientras dure, no se imagina cómo lo estoy disfrutando. ¿Usted sabe cómo lo paso con Iniesta, Xavi, Torres, Silva, Cesc, Puyol, Casillas...? Yo soy un jugador de segunda fila que ha tenido suerte.

P. Hombre, ¿segunda fila?

R. Eh, a lado de éstos, de segunda fila. No soy una estrella. Se cuál es mi rol. Imagínate si son buenos que me hacen jugar bien a mí y todo. No hace tanto, nada, cinco años, no podía ni soñar en formar parte de un equipo de tanto nivel. Y ahí me tienes, nano. Les doy un melón y sacan petróleo. Pero en el fondo, son un grupo de amigos. En el Villareal me pasa más o menos lo mismo, pero yo se cuál es mi rol, aporto mi trabajo, mi experiencia.

P: ¿Está para jugar?

R. Si, el miércoles, en Bosnia, me asusté, pensé que no llegaba para Jerez, pero sí, me duele pero juego. No estamos como para descansar. Nos jugamos una final.

P. Y van siete jornadas. ¿Qué le pasa al Villarreal?

R. Que no la metemos. Es que no doy con otra explicación. Ves los partidos que hemos jugado y horrible, 45 minutos en San Mamés. El resto, para nota. Pero mira, tres puntos. Dos goles más y tendríamos seis puntos más. Sin ir más lejos, contra el Espanyol, entra el primero y metes tres. O en Riazor, 1-3 y no pasa nada... Estamos teniendo mucha ansiedad cara a gol, yo creo que eso nos precipita en el último pase, al chutar. Porque, además, nos meten goles muy rápido y nos levantamos... Un gol, una victoria y adiós nos quitará la ansiedad, cambiará la racha... Un gol y problema solucionado.

P. No será porque no hayan tenido oportunidades de hacer gol.

R. Por eso estoy tranquilo. Si jugamos como ahora, saldremos adelante. No estoy preocupado. Nos falta meterla.

P. ¿Hasta qué punto se les ha atragantado el cambio de entrenador?

R. En absoluto, no tiene nada que ver. Valverde no mete goles, somos nosotros los que chutamos fuera. Es muy cercano, lo tiene muy claro, transmite, los entrenamientos cortos e intensos. Va per feina... Afortunadamente, en el club lo tienen claro y nos permiten trabajar con tranquilidad. En ese sentido, este club es un lujo, por lo coherente que es.

P. Cuando usted estaba en Bosnia con la selección Cani se pegó con Bruno...

R. Bah! Cosas que pasan, no tiene importancia. Eso demuestra que el equipo está enchufados. Además, Cani y Bruno son muy amigos, siempre están juntos.

P. ¿Han cambiado sus funciones en el campo con Valverde?

R. No, básicamente no. Hombre, ahora jugamos mas abiertos a banda, Valverde quiere que se abra más el campo y con Pelegrini jugábamos mes per dentro, presionamos más arriba, pero no. El equipo está trabajando bien y se nota, hemos jugado bien, pero no ganamos. El problema es de gol y no será que no tengamos gente que haga goles, por eso estamos confiados.

P. ¿Le soprende que en Madrid se haya cuestionado a Pellegrini por perder en Sevilla?

R. Personalmente si. ¡Si hay un campo donde se puede perder es en Sevilla! Es de los más difíciles de Primera, vas allí a sufrir, porque el Sevilla tiene mucha calidad, te exigen una barbaridad. Vamos, me parece exagerado el tema, pero no es mi problema. Tendrían que tener algo de calma. No es que le recomiende nada, es solo una reflexión, con todo el respeto. Pero Pellegrini lo sabrá llevar. Y los jugadores están encantados con él. Pero mi problema es ganar en Jerez. Luego tenemos dos partidos en casa. Jerez debe marcar un punto de inflexión en nuestra liga.

Joan Capdevila.
Joan Capdevila.ÁNGEL SÁNCHEZ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS