Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REAL MADRID

Calderón: "Mi dimisión no arreglaría nada"

El presidente del Madrid anuncia la destitución de Bárcena, director general de socios, peñas, aforo y área VIP y Rodríguez 'Nanín', colaborador de la junta directiva

"Puedo jurarles por mi honor, y si apelo al honor de mis directivos no creo que me equivoque, que ninguno de nosotros ha tenido relación alguna con cualquier tipo de amaño en las elecciones", ha empezado el presidente del Real Madrid su rueda de prensa, con un semblante serio, con el propósito de convencer a los medios de que no son culpables de infiltrar individuos sin derecho a voto para adulterar el resultado de las votaciones a su favor en la Asamblea de Socios Compromisarios del pasado 7 de diciembre. "Habrá una comisión que investigará los hechos que aparecen hoy en un diario deportivo, el diario Marca, y si se comprueba que las informaciones son ciertas se tomarán medidas", ha insistido el presidente.

"Nosotros no hemos tenido ninguna participación directa o indirecta en el hecho de que personas ajenas a la asamblea entrasen en el recinto", ha asegurado Calderón, que ha vuelto a hacer referencia a su honor para intentar demostrar a los presentes que lo que dice es cierto. "Tenemos por delante una situación muy favorable en el ámbito deportivo, tenemos una eliminatoria contra el Liverpool que vamos a superar, y una situación en la Liga que vamos a intentar recuperar sumando puntos para acercarnos al líder", ha continuado Calderón, que ha asegurado que lo más fácil para él en estos momentos sería "convocar unas elecciones", aunque cree, ha insistido, que eso no sería lo más sensato.

"Mi dimisión no arreglaría nada", ha asegurado. "Yo tengo la conciencia muy tranquila. Espero que el tiempo pueda demostrar que esto que estoy diciendo ahora es verdad", ha deseado. "Esta junta directiva está aquí como víctima. Nos consta que hay algunos otros miembros de la asamblea que no son adeptos a la causa. Pero nosotros no hemos hecho nada", ha dicho. "Yo ahora mismo estaría deseando no estar aquí o convocar elecciones. Pero eso es de cobardes". Y ha insistido en la idea de que los actuales directivos del Real Madrid "están sufriendo estos hechos como unos socios más".

Calderón no obstante ha anunciado el despido del empleado del club Mariano Rodríguez Barrutell, "por su responsabilidad en el acceso de algunas personas a la Asamblea", y la dimisión del director del Área Social del Club, Luis Bárcenas, como primeras consecuencias de la investigación abierta por una comisión del club para esclarecer estos incidentes. "Imagino que como madridista este señor querrá el bien del club (en referencia a Bárcenas). Yo no me siento engañado, pero me duele mucho porque era una persona que estaba haciendo un trabajo fantástico. Y le vamos a echar mucho de menos, pero tenemos que tomar esta decición porque él era responsable del area de seguridad aquel día". Además ha adelantado que "podría ocurrir que haya más personas involucradas y se tomen más medidas en el futuro. A día de hoy no lo sabemos, pero si se da el caso, tomaremos las medidas oportunas".

Arropado por toda su junta directiva, el presidente ha querido lanzar una moneda a favor de el grupo radical Ultra Sur, y ha pedido que "no se les estigmatice, ya que desde que yo estoy aquí se han dedicado a animar al equipo".

"A mí me han acusado de robar, y yo no he robado nunca nada, ni mucho menos una Asamblea. Por eso dije que la portada de Marca es una canallada", ha explicado Calderón. "¿Por qué os creeis que están todos aquí?", ha preguntado en referencia a toda su junta directiva, situados a su espalda. "Pues porque hoy estamos más unidos que nunca. Yo lo que os puedo decir es que esta no es mi verdad, es la verdad".

Calderón negó en El Larguero el amaño

Calderón, que anoche dijo en el programa de la cadena Ser que estar "cansado y aburrido con esta situación" y que no creía que se iba a presentar a la reelección ha convocado una rueda de prensa. El presidente comparecerá ante los medios tras las informaciones publicadas por el diario Marca en las que se acusa al presidente de colar "a un numeroso grupo de individuos sin derecho a voto para aprobar las cuentas. Algunos de ellos eran socios sin antigüedad para ser compromisarios y otros ni siquiera eran socios de la entidad blanca. Los 'infiltrados' votaron sí a todo adulterando de este modo los resultados de las votaciones que se llevaron a cabo en dicha Asamblea, en la que se aprobaron las cuentas del pasado ejercicio y el presupuesto para la temporada 2008-09".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.