Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GOLF | OPEN BRITÁNICO

Padraig Harrington gana el Open Británico de golf

El irlandés también ganó la pasada edición

El irlandés Padraig Harrington ha revalidado el título de campeón en el Open Brritánico de Golf. Vencedor el año pasado, Harrington ha conservado el título en el campo del Royal Birkdale de Southport. Con una carta de 69 golpes sobre un total de 283, el golfista se ha impuesto por cuatro golpes al veterano Ian Poulter y al veterano australiano Greg Norman. Con el doblete, Harrington sucede a Tiger Woods, ganador en 2005 y 2006, pero ausente este año por lesión.

Por segundo año consecutivo la cerveza corrió como un torrente en todo Dublín. El año pasado Irlanda celebró toda la noche el éxito de su mejor golfista, cuando Harrington destrozó al español Sergio García en el cuarto hoyo del desempate. El dublinés levantó su primera Jarra y sumó su primer título de Grand Slam en Carnoustie (Escocia).

Este año, Harrington volvió a fabricar un triunfo paciente, sin ruido, casi desde la sombra y aquejado en el inicio de semana de una leve lesión en la muñeca. El dublinés, de 36 años, pudo con el final excelente del inglés más "fashion" del golf, Ian Poulter, segundo a 4 golpes, y con el veterano australiano Greg Norman, de 53 años y tercero tras una vuelta final de 77 golpes, empatado con el sueco Henrik Stenson. Norman, bicampeón del Open (1986 y 1993), se quedó sin batir al Viejo Tom Morris (46 años y 96 días en Prestwick, 1867) como jugador más veterano en ganar un Grande e Inglaterra no pudo celebrar el triunfo de uno de sus golfistas en su propio país, el de Poulter, tras el último título de Nick Faldo en 1992 (Muirfield).

Harrington culminó su gesta con una última ronda de 69 golpes (1 bajo par), para un acumulado de + 3 en otro día de fuerte viento y enormes dificultades para controlar el vuelo de la bola. El irlandés entró en el "green" del hoyo 18 gorra en alto, conocedor de su suerte, con cuatro golpes de renta y como gran campeón de un Open que se recordará por la extrema dificultad ante las adversas condiciones meteorológicas. García, que partía como candidato principal al título, echó por tierra todas sus escasas opciones a partir del hoyo 9, en una serie nefasta y desesperada (78 golpes).

La desilusión del español contrastó con la alegría controlada de Harrington, el gran héroe en este caótico y sorprendente Abierto, al que se ausentó Tiger Woods por lesión pero que tuvo en Norman, el "Tiburón Blanco", al gran animador del torneo más legendario del planeta.