Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kanouté evita la proeza del Denia

El Sevilla marca dos goles en los minutos de descuento y gana una eliminatoria que tenía perdida

Un gol de penalti que transformó Frederic Kanouté, en la prolongación del partido, evitó la proeza del Denia, un Segunda B que tuvo entre las cuerdas al Sevilla, vigente campeón de la Copa del Rey que se confió en la segunda parte y que estuvo muy cerca de caer eliminado en los dieciseisavos.El equipo visitante se fue al descanso con un 2-0 en su contra, que con el 1-1 de la ida le ponía las cosas muy difíciles, pero llegó a situarse con un 2-3 a falta de nueve minutos para la conclusión, renta que no pudo aguantar.

Salió el equipo de Manolo Jiménez con una alineación titular que nada hubiera desmerecido en un partido de Liga o europeo, quizá sólo con las ausencias de los dos malíes, el centrocampista Seydou Keita y el delantero Frederic Kanouté, ambos reservados para el derbi del próximo domingo ante el Betis. Un cuarto de hora tardó el conjunto andaluz en abrir el marcador, después de una buena triangulación que culminó con clase el delantero brasileño Luis Fabiano, quien sigue en vena de acierto y que, con éste, ya ha marcado en todas las competiciones en las que ha participado esta campaña -Copa, Supercopa, Liga y Liga de Campeones-, además de haberlo hecho también con su selección.

El equipo dianense, que salió con ganas, con las líneas muy juntas y con la intención de no dejar maniobrar a sus rivales, no fue capaz de crear peligro ante el italiano Morgan De Sanctis. Con el paso de los minutos el partido se desequilibró por completo a favor de los locales y antes de que se cumpliera llegó el 2-0, obra del joven central argentino Federico Fazio, quien empujó el balón con el pecho en la boca de gol tras un preciso centro de Jesús Navas.

En la segunda parte, se mantuvo el control sevillista, pero a los siete minutos de la reanudación José Jaime se aprovechó de una indecisión defensiva local para poner el 2-1 en el marcador y darle algo de incertidumbre al choque, ya que el equipo visitante se puso a un gol de darle la vuelta a la eliminatoria.

El entrenador del Denia, Nino Lema, a raíz del tanto, sacó al terreno a hombres atacantes como Luigi, Gregory y Migue, con la clara intención de darle más poder a la delantera y buscar ese tanto que pusiera en la gloria a su equipo. Manolo Jiménez, por su parte, también tuvo que utilizar a Kanouté, con la doble misión de buscar el tercero de su equipo y ayudar con su altura en la defensa. Fue el Denia el que logró su propósito con el tanto de Gregory en otro despiste del colombiano Aquivaldo Mosquera y con sólo un cuarto de hora por delante para que se cumpliera el tiempo reglamentario. Los nervios y las prisas llegaron a los locales y más cuando Fazio le hizo penalti a José Jaime y Migue lo transformó en gol en el minuto 81.

De ahí hasta el final fue un ataque a la desesperada de los sevillistas ante un rival que se defendió con intensidad en los pocos minutos que restaron para que los locales no consiguieran los dos goles que le hacían falta. No obstante, primero el uruguayo Ernesto Chevantón, y ya con el tiempo cumplido Kanouté, de un penalti que le hicieron al italiano Enzo Maresca, lograron esos dos tantos que le dieron el agónico pase a su equipo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.