Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:EUROBASKET 2007 | ESPAÑA 59 - RUSIA 60

Se esfumó el oro

Una canasta de Holden a dos segundos del final desniveló la balanza a favor de los rusos

La final del Campeonato de Europa de selecciones tenía para España claras reminiscencias del Mundial ganado hace apenas un año en Japón y para Rusia un sabor a reivindicación en la élite del baloncesto. Calderón y Pau Gasol se han exhibido como pilares del equipo que los rusos han contrarrestado con un conjunto de gran talento y experiencia con el NBA Kirilenko al frente.

La selección española volteaba su rutina habitual de inicio en este Eurobasket sorprendiendo a Rusia apostando por la magnífica defensa que llevó a los españoles a ser campeones del mundo gracias a la aportación de Rudy y Felipe Reyes en el quinteto inicial. Con Pau dominando en las zonas interiores de ambos campos -con sus ganas de demostrar lo que pudo haber aportado en la final de Japón- los pívots anfitriones aprovechaban que Rusia jugaba sin ayudas en la zona y lograban un excelente parcial de salida de 15-4.

Pero los rusos no son un equipo que se arredre fácilmente. Para remediar sus problemas David Blatt establecía una fuerte defensa sobre todos los exteriores españoles porque la presión individual de Holden a Calderón no frenaba al extremeño. Los españoles, por su parte, respondían con dos de sus bazas habituales: los triples (4 consecutivos) y Calderón brillando en su línea sobresaliente a la que nos habituado en el torneo. Sin embargo, la remontada rusa llegaba con Kirilenko y Sarasenko liderando el ataque (8 puntos cada uno al descanso) y reduciendo el acierto de los españoles bajo el aro para acabar con 34-31 al final del segundo período a pesar del esfuerzo de Felipe Reyes en el rebote ofensivo.

Otra buena racha de juego español

A la salida de los vestuarios los de 'Pepu' apretaron de nuevo en defensa en todas las zonas y con el argumento de Pau Gasol -8 rebotes, 7 asistencias y 5 faltas recibidas- repitieron su buena racha (8-3) para disponer de nuevo una buena ventaja hasta que Kirilenko guiaba a los suyos a la remontada. Con las rotaciones España perdía el hilo del partido y de nuevo Calderón resucitaba a los suyos ante el atasco de ideas.

El último período se iniciaba igualado (49-46) tras un guión en el que España se marchaba en el marcador en los comienzos de cada cuarto y Rusia remontaba en los finales. Pero los últimos diez minutos han sido un continuo cambio en el marcador a favor de cada uno de los contendientes mientras que sus entrenadores se afanaban para encontrar medidas para aventajar a sus rivales con su multitud de recursos.

Ante la incertidumbre ha dado un paso adelante Pau Gasol, la estrella española, para llevar al equipo a la victoria (14 puntos, 13 rebotes). Sin embargo, el de Sant Boi fallaba demasiado en los tiros libres (5 canastas de 11 intentos) y los campeones del mundo mostraban una gran incapacidad para anotar tiros de dos puntos (7 canastas y de 30 intentos) a pesar de su gran trabajo en el rebote ofensivo (14 capturas).

Holden, 6 puntos hasta el último minuto

Con estas circunstancias se llegaba al último minuto con gran igualdad (59-58). Holden asumía el reto y encestaba con suspense una canasta a dos segundos del final (59-60). España se la jugó con Pau Gasol en la última jugada y el aro escupió su tiro, con lo que Rusia se llevaba al título.

En definitiva, los españoles rechazaron el préstamo de los rusos en muchos tramos del partido -llegaron a los 11 puntos de ventaja- y como Raskolnikov en el libro de Dostoievski ha terminado por condenarse. Los de David Blatt, por su parte, se llevan un título merecido tras una gran campeonato excelente con un equipo bien conjuntado y una final en la que Kirilenko ha llegado a los 17 puntos y Khryapa ha recogido 12 rebotes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.