Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EUROBASKET 2007 | CROACIA 71 - ALEMANIA 80

Última exhibición de Nowitzki

El jugador de los Mavericks lidera la remontada germana con 31 puntos ante Croacia

Alemania cerró el Europeo con un gran partido del ala-pívot de los Dallas Mavericks Dirk Nowitzki -31 puntos-, una meritoria remontada en el segundo periodo y la sensación de haber salvado el orgullo en un partido que Croacia controló hasta el intermedio. La selección germana escribió el último capítulo del torneo continental en el partido por la quinta y la sexta posiciones entre el desmoronamiento y el orgullo deportivo. Los croatas, en una tarde de vacio por parte de Mario Kasun (dos puntos y cuatro faltas en el segundo cuarto), manejaron sin problemas en las horas bajas germanas y recularon en los momentos reivindicativos del cuadro teutón.

Dirk Nowitzki, autor de 31 puntos, tomó las riendas una vez más en medio del a depresión y también en el despegue del tercer cuarto. El cuadro germano ha recibido golpes muy, por ejemplo, ante Eslovenia y España. No ha encontrado la química interna necesaria para funcionar en bloque. Sin embargo, debía evitar una derrota tan fea como la que le auguraba el primer tiempo en la despedida del Eurobasket.

Croacia perdió los cuartos contra Rusia, pero ha sabido sostenerse en lo mental y en lo deportivo. Marko Popovic ha sido un seguro todo el campeonato, Zoran Planinic ha movido los hilos del equipo como base y también ha sido una baza de enorme valor desplazado a la posición de escolta, los pivots han dado la talla y, en general, han demostrado la virtud de competir en cada encuentro sin mirar atrás.

Alemania se aferra al orgullo

Los croatas encontraron mayor motivación que Alemania y se adelantaron desde el principio. La desventaja y las dudas propias pesaron mucho sobre los hombres de Dirk Bauermann, sobre todo en el primer tiempo (44-36). Luego, les dieron impulso y cogieron fuera de sitio a un rival confiado. El orgullo espoleó a los alemanes en el tercer cuarto, tanto como la relajación de los balcánicos.

El marcador registró ambas variables (53-48 m.26), así como la reducción de efectivos interiores causada por la ausencia de Kasun en la zona. Nowitzki explotó los pasillos cercanos al aro para lanzar tiros de alto porcentaje -en sus manos sobre todo- y Croacia cedió casi toda la ventaja (57-56 m.29). Mihat Demirel puso en ventaja a los alemanes justo antes de que acabara el tercer cuarto (57-58) y los de Jasmin Repesa intentaron remontar hasta que, a falta de pocos minutos, aceptaron que la suerte estaba echada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.