Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Hockey sobre hierba

España cae ante Holanda

La selección pierde la final del Europeo de hockey sobre hierba

La selección de Holanda, liderada por el goleador Taekema y el portero Vogels, se ha proclamado hoy campeona de Europa de hockey sobre hierba tras vencer a la de España por 3-2 en la final del torneo, disputado en Manchester (Reino Unido). Dos años después de la histórica final de Leipzig, en la que España protagonizó una remontada épica y se alzó con el título continental a costa de Holanda, los tulipanes se tomaron su revancha.

España fue superior a Holanda durante los 70 minutos y persiguió con ahínco el oro, pero la letal efectividad en el penalti-córner de Taeke Taekema y la inspiración de su portero Guus Vogels acabó con los de Hendriks, que además de su presea de plata han obtenido en Manchester el billete directo a los Juegos de Pekín''08. Los temores de la selección tenían nombre y apellidos: Taeke Taekema, el defensa central holandés, instalado desde hace tiempo en el club de los mejores especialistas del mundo en el lanzamiento de penalt-córner y que en los cuatro partidos del Europeo sumaba 14 goles, los seis últimos logrados en la semifinal frente a Bélgica.

La consigna y la obsesión de Maurits Hendriks era evitar a toda costa cometer penaltis-córner para cortar de esta manera la principal fuente de goles del conjunto holandés. No obstante, los tulipanes no están faltos de recursos, y en el minuto 5 lo demostraron. Matthijs Brouwer recibió un pase dentro del área y fusiló a Quico Cortés de un potente tiro raso que entró pegado al palo. España, que ha sólo ha empezado ganando en este Europeo ante Francia, se encontraba de nuevo con desventaja en el marcador y dispuesta a consumar una nueva remontada.

Dos minutos después del 1-0, Edi Tubau se aprovechó de un error de Boerma y se plantó frente al portero Vogels, que rechazó el tiro escorado del delantero español. El rechace le llegó a Kiko Fábregas, pero su revés salió desviado e impactó en la cara de Boerma, que pagó con un doloroso golpe su pifia anterior. España cargaba con el peso del partido, aunque la telaraña holandesa dificultaba los movimientos de los delanteros españoles en las inmediaciones del área. Los de Oltmans, aguardaban con paciencia su momento para asestar otra puñalada, y Ronald Brouwer, una de las puntas de lanza de su selección, estuvo cerca de hacer sangre en una contra en el minuto 21 en la que se plantó solo ante Quico Cortés, que intuyó la vaselina y evitó el 2-0.

Poco pudo hacer sin embargo ante el mortífero arrastre bajo deTaekema en el lanzamiento de un penalti-córner en el último suspiro de la primera parte. Los holandeses, con un hockey rácano pero tremendamente efectivo, se marcharon al descanso con una jugosa ventaja de 2-0. España salió de vestuarios dispuesta a desflorar a la selección tulipán y las ocasiones empezaron a caer. En el minuto 41 Vogels salvó con la manopla el primer penalti-córner de la selección ejecutado por Xavi Ribas con un ''flick'' a media altura.

Tres minutos después, el meta holandés volvió a lucirse ante un revés elevado de Ramón Alegre y en el 47 ante un potente tiro raso de Pol Amat en una gran jugada individual del delantero español. Vogels estaba inspirado y además contaba con el favor de la diosa fortuna, pues en el segundo penalti-córner de la selección, el defensa Deriks salvó bajo palos un flick de Ribas cuando ya se cantaba gol.

Tanta insistencia tenía que tener su premio, y en la jugada siguiente Juan Láinz recibió dentro del área, se revolvió y batió por bajo a Vogels. Corría el minuto 52 y aún quedaba un mundo para poder empatar, pero en Holanda juega un tal Taeke Taekema que vive un idilio con el penalti-córner. En su segunda oportunidad, en el minuto 57, volvió a mandar la bola dentro de la meta de Cortés con un flick que quitó las telarañas de la portería. España encajó el golpe con serenidad. No bajó la cabeza y redobló su esfuerzo. Llovieron los lanzamientos sobre la portería de Vogels, que detuvo un penalti córner de Ribas, dos tiros de Amat y Tubau y una doble ocasión de Ramón Alegre y Ribas antes de que Edi Tubau acertase a romper la tapia que Vogels había levantado frente a su meta al culminar una jugada trenzada en un penalti-córner en el minuto 64.

Al igual que en el partido por el bronce de la selección femenina, la remontada se pudo palpar, pero finalmente se resbaló de manera trágica. A escasos segundos del final, Edi Tubau disparó la última bala, que se marchó fuera centímetros. España cayó con las botas puestas habiendo hecho más méritos que Holanda, que se tomó su revancha de Leipzig, empujada por un vendaval que ha arrasado Manchester durante una semana llamado Taeke Taekema y sostenida por su portero Guus Vogels, elegido el mejor del torneo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.