Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRONOLOGÍA

Real Madrid: diez años, diez entrenadores

Desde la llegada de Capello con Lorenzo Sanz, hasta el regreso del transalpino con Calderón

Capello (1996-1997)

Llegó sucediendo a Arsenio Iglesias con un equipo a su medida. Trajo consigo a Seedorf, a Roberto Carlos, a Suker y a Mijatovic, consiguiendo esa temporada el título de Campeón de Liga. Al año siguiente, abandonó el club blanco para liderar el banquillo del AC Milán.

Heynckes (1997-1998)

“Don Jupp” es considerado el entrenador alemán con más experiencia y éxito a nivel internacional. En 1998, y después de 32 años, Heynckes trajo una Supercopa de España y la séptima Copa de Europa. Abandonó el club en mitad de la doble crisis de puntos que atravesaban el Real Madrid y el Real Madrid Baloncesto.

José Antonio Camacho (1998)

Después de dirigir al Espanyol, Camacho vio cumplido su sueño: entrenar al Real Madrid. El contrato llegó a firmarse y por un espacio de 22 días fue entrenador, pero las discrepancias con la Directiva blanca le hicieron presentar su dimisión el 9 de julio.

Guus Hiddink (1998 – 1999)

Llegó una madrugada y se fue otra siete meses después. Calificado como uno de los entrenadores de tipo “trabajador”, Hiddink aplicó una estrategia agresiva que, pese a conseguir la Intercontinental, abrió una crisis que no terminaría hasta la destitución de Toshack. Su despedida fue tirante, como la relación que mantuvo con algunos jugadores.

Benjamin Toshack (1999)

Llegó por su carácter implacable para imprimir una sensación de mando en el vestuario Fue destituido diez horas después de que Sanz le ratificara. Su célebre frase «Es más fácil ver un cerdo volando por encima del Bernabéu que yo rectifique» lapidó su continuidad en el Real Madrid.

Vicente Del Bosque (1999 – 2003)

Tras la crisis de técnicos, Lorenzo Sanz confió en la dilatada experiencia de Vicente del Bosque en el club para dirigir el equipo. El Real Madrid vivió una etapa de oro en cuanto a títulos: dos Copas de Europa, una Copa Intercontinental, una Supercopa de Europa, dos Ligas de España y una Supercopa de España. Su salida del banquillo ha sido una de las más discutidas.

Carlos Queiroz (03 – 04)

Su propósito era hacer realidad el nuevo ciclo pretendido por Florentino Pérez, pero no consiguió más que la Supercopa de España. Cuatro causas acabaron con su paso por el banquillo, a pesar de haber conquistado una Liga: no haber seguido las directrices de la casa; no haber confiado en la cantera; no haber otorgado descanso a las fatigadas estrellas y no haber creído jamás en la idea que se le planteó.

José Antonio Camacho: (2004)

Regresa por segunda vez al Real Madrid después de dejar en lo más alto al Benfica en la Copa de Portugal, pero la actitud de los jugadores era “pésima”, según manifestó. Además, discrepancias con la Directiva le forzaron a renunciar de su cargo por segunda vez dimitir a los 100 días.

Mariano García Remón: (2004)

La renuncia de Camacho pone en el banco a otro ‘hombre de club’. Tras ser guardameta, ojeador y segundo técnico del primer equipo, García Remón llega con la misión de lavar la imagen de sequía del club con el apodo del “nuevo Del Bosque”. La mala posición del equipo en la tabla y la presión de la Directiva fueron los factores que terminaron con su etapa de entrenador.

Vanderlei Luxemburgo (2004 – 2005)

Tras un buen inicio de temporada, el rendimiento del equipo fue en progresivo descenso, el público se mostraba cada vez más irascible con la grada y el banquillo y se terminó con la fórmula tradicional: en lugar de rescindir a media plantilla, se rescinde del entrenador. Con él, son cinco los entrenadores destituidos desde que comenzó la era Florentino.

Juan Ramón López Caro: (2005 – 2006)

Desde el principio, su nombramiento no convencía al presidente del club blanco. Recuperó los 'viejos métodos' de entrenamiento, oponiéndose totalmente a las formas de Luxemburgo. Cumplió al dejar al equipo segundo en la tabla, pero la eliminación de Copa y Champions sentenciaron su permanencia en el banco.

Fabio Capello (2006 – 2007)

Fue el primer fichaje de Ramón Calderón, y llegó para quedarse por tres temporadas con el propósito de "recuperar el espíritu de la camiseta blanca". La crisis del club en cuanto a juego y jugadores comenzaron a cuestionar la estancia del transalpino en el banquillo. Aunque al final consiguió lo que prometió, un título, no ha sido suficiente y la Directiva ha decidido que no continuará ocupando el banquillo la próxima temporada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.