Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Selección | Mundial

Raúl: "En algunos momentos sí ha habido falta de respeto"

Rául ha vuelto hablar, esta vez para expresar la confianza que tiene en sí mismo, sobre la selección y las posibilidades que tienen.

El capitán del Real Madrid y de la selección española, Raúl González Blanco se refirió hoy una vez más al polémico debate sobre si debe o no ser titular con España, asegurando que quien debe decidir es el seleccionador, pero reconociendo que en algunos momentos sí ha sentido que se le "faltaba al respeto".

"En algunos momentos sí ha habido esta falta de respeto, pero donde más tengo que hablar es dentro de un terreno de juego. Tengo mucha confianza y hablo con el entrenador día a día en un ambiente de gran normalidad. Todos nos sentimos importantes e intentaré hacer el papel que corresponda en cada momento", destacó el madridista. Pese a todo asegura que esta situación "no es nueva" para él, por lo que lo vive "desde la tranquilidad", sabiendo que cuenta con la "confianza del entrenador y los compañeros que es lo más importante". "Todo el entorno que puede haber no me molesta. He venido aquí para sumar y para intentar ayudar a la selección. El seleccionador sabe lo que puedo dar y lo que crea conveniente lo haré para defender a mi país", dijo en una entrevista al 'web' del club blanco. Personalmente, esta cita será para él muy distinta a los dos anteriores Mundiales, sobre todo tras la lesión.

"En los anteriores campeonatos siempre llegaba con la mentalidad de guardar fuerzas para recuperarme e intentar llegar a los partidos en el mejor estado. Ahora lo que me noto es que necesito entrenar para llegar bien. Este cambio de mentalidad es bueno. Después de mis tres meses de la lesión, física y mentalmente me encuentro con muchísima confianza y creo que voy a llegar en esas facultades que todo jugador quiere llegar", destacó. También será en general diferente, porque ahora ya sabe lo que se va a "encontrar". "En el primero hay mucha expectación y se te pasa rápido. En el segundo disfruté muchísimo y viví cada momento como algo mágico. Además la selección llegó bien y nos veíamos con fuerza para hacer algo importante. En esta concentración marcha bien, excepto el problema de Asier del Horno", expresó. Pero los objetivos vuelven a ser los mismos, acercarse lo más posible al título.

"La gente está hablando de cuartos, pero antes hay cuatro partidos muy importantes. Tengo la suerte de jugar mi tercer Mundial y me han eliminado en la primera fase y en cuartos de final. Debemos de tener esperanzas de que se va a llegar lo más lejos posible", destacó. "Son otras selecciones las que tienen que demostrar que son favoritas y nosotros nos tenemos que ganar la confianza partido a partido. Ucrania no es sólo Shevchenko. Fueron los primeros que se clasificaron para el Mundial. Pueden ser una de las sorpresas y a nosotros nos va a marcar el devenir de la primera fase. Un resultado positivo nos abrirá el camino hacia los octavos", añade.

Respecto a Túnez, Raúl advierte de que aunque "no es una selección de renombre, tiene un entrenador francés" y Arabia "es la más desconocida y la más asequible". "Esperemos en este tercer partido estar ya clasificados", deseó. "APOSTARIA POR ESPAÑA". Tampoco quiere pensar aún en el posible enfrentamiento contra Brasil -"en un Mundial están las mejores selecciones y todo el mundo hace sus apuestas en los grupos y habrá sorpresas, en el anterior Mundial nadie esperaba que Francia no pasara la primera fase y el cruce de octavos puede ser complicado".-, y, como ganadora "apostaría por España". "Hay otras que parten con más ventaja por su historia como Brasil, Francia, Italia. Luego hay varias como España, Holanda, que pueden dar la sorpresa". "Hay que creerlo internamente. Los favoritos son otros. La mente hay que trabajarla con el psicólogo y tiene que estar el cien por cien. En este trabajo está Anselmo y todo el mundo está muy contento", valoró.

Por otra parte, define el juego de España como "de toque y de tener el balón intentando aprovechar la calidad de cada jugador", al tiempo que defiende que no se debe pensar que falta gol porque "lo importante es tener ocasiones y en muchos partidos las tienes y no las metes". "No creo que vaya a ser un Mundial de muchos goles. Entre selecciones con tanta igualdad van a marcar la diferencia detalles, y ahí es donde vamos a tener que estar acertados. Tanto a la hora de atacar o defender depende del equipo. Tampoco tenemos jugadores estratosféricos para coger el balón y hacer un gol genial. A partir de aquí todos empezaremos a meter goles", expresó.

Por otra parte, el madridista no dudó en elogiar el trabajo de Aragonés: "Siempre le he admirado porque lleva muchos años entrenando. Tenerle ahora como seleccionador me gusta. Es un hombre de fútbol con las ideas muy claras. Conoce al jugador e intenta darle la máxima confianza. Está convencido de que podemos hacer algo grande. Este convencimiento hace que partido tras partido podamos soñar. Vive el fútbol más de veinticuatro horas al día. Lo cuida todo al detalle. Tenemos un gran seleccionador y un gran grupo", valoró. Finalmente, respecto a si preferiría ganar la Copa de Europa o el Mundial, asegura que "tras tener la suerte de ganar tres Copas de Europa, habría que juntar las tres para comparar lo que se debe sentir al ganar un Mundial".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.