Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Oviedo, descendido a Tercera División

El club asturiano no ha llegado a un acuerdo para saldar la deuda que tiene con sus jugadores

El Oviedo no ha llegado a un acuerdo con sus jugadores para saldar la deuda que tiene con ellos y la comisión mixta de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha ratificado esta noche su descenso a Tercera División por impago.

Había otros cinco clubes de Segunda División B que debían hacer frente a sus deudas antes de la medianoche del viernes: Cartagonova, Logroñés, Orihuela, Jaén y Hércules. Todos han solucionado sus problemas y continuarán en la categoría de bronce del fútbol español.

El presidente del Oviedo, Manuel Lafuente, ha explicado que los jugadores no habían aceptado las condiciones que planteaba el club y que las negociaciones se rompieron. El problema final que ha impedido el acuerdo fue el aval que garantizara el cobro de la deuda de 1,5 millones de euros que habían acordado ambas partes.

El plazo para abonar las deudas con los futbolistas finalizó a las doce de la noche del jueves, pero la AFE y la LFP concedieron una moratoria de 24 horas al Oviedo que, al final, no ha servido para que el club asturiano se mantuviera en la Segunda División B, categoría a la que descendió la pasada temporada.

38 temporadas en Primera

El Oviedo, un histórico del fútbol español, está ahora en una situación crítica. El descenso a la Tercera División pone al borde del abismo a un club con 77 años de historia que ha militado 38 temporadas en Primera y que cuenta con 17.000 abonados.

AFE y LFP también concedieron una moratoria de 24 horas a otros cinco clubes de Segunda División B: Cartagonova, Hércules, Jaén, Logroñés y Orihuela. Gerardo González Movilla, presidente de la AFE, anunció pasada la medianoche que los cinco "han salvado la categoría, porque han cumplido con sus obligaciones con garantías y han respondido a sus compromisos con los jugadores".

El descenso del Oviedo no ha sido el único que se ha producido por vía administrativa. En la medianoche del jueves también se confirmó que, por impago, el Compostela pasa de Segunda a Segunda División B y que el Aurrerá de Vitoria baja a Tercera.