Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Memes en serie

En las series encontramos referencias compartidas, lo que las convierte en una fuente perfecta de memes

Memes en serie

Hace poco, mientras veía Parks and Recreation por primera vez, sufrí una especie de déjà vu. En la última escena de la quinta temporada, Andy Dwyer, interpretado por Chris Pratt, descubre un notición. Su rostro es una mezcla perfecta de sorpresa y emoción. Sabía que había visto esa cara en alguna otra ocasión, pero no sabía cuándo. No podía haber sido en la televisión convencional: nunca han emitido Parks and Recreation en España. Tras darle un par de vueltas caí en la cuenta. La había visto muchas veces en Twitter.

Ese gesto de Pratt, convertido en gif, es perfecto para comentar cualquier cosa que te sorprenda y emocione. Si, por ejemplo, Netflix anunciase que compra todas las temporadas de Los Simpson, es el meme que deberías utilizar en Twitter. Y, precisamente, con Los Simpson pasa algo parecido. Utilizamos a la familia de Springfield como meme hasta el exceso. Homer desaparecía en los arbustos para escapar de Flanders, no por lo que diga el montaje que te acaba de llegar en WhatsApp.

Las series son lugares comunes. En ellas encontramos referencias compartidas, lo que las convierte en una fuente perfecta de memes. De ahí que utilicemos series que hayamos visto la mayoría. Los tuiteros españoles apenas usan a Michael Scott —Steve Carell—, de The Office, a pesar de que es un meme andante. Sí lo hacen en Estados Unidos, donde la serie es un referente. Allí no encontrarás gifs a partir de Aquí no hay quien viva. No saben lo que se pierden.

Por el bien del humor en Internet, las productoras deberían estar pensando en una metaserie solo enfocada a los memes. En ella debería haber personajes histriónicos, que exageren muchísimo. En cada capítulo se tienen que incluir todas las emociones que existen. La trama es lo de menos: lo importante es que de cada escena salga un gif. Y los actores deben ser muy conocidos para que apetezca compartir las imágenes. Sería un éxito asegurado, al menos en Twitter.