Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Got Talent’ y el más difícil todavía

Santi Millán vuelve a ponerse al frente del concurso de talento de Telecinco por tercera vez

Got Talent
Santi Millán, presentador de 'Got Talent'.

Santi Millán se pone al frente del concurso Got Talent por tercera vez consecutiva (Telecinco, miércoles y viernes a las 22.00). El presentador y actor se mueve como pez en el agua entre bambalinas, con cantantes, bailarines, acróbatas, contorsionistas, magos e imitadores que concursan por ser elegidos por un jurado como el artista con más talento (y llevarse un premio de 25.000 euros). Pero Millán admite que él no podría  participar. Incluso pone en duda su papel de maestro de ceremonias: "No te creas que no me lo he planteado, pero me he dado cuenta de que no tengo talento como para presentarme a un programa así. Dudo que lo tenga como para poder presentarlo, pues imagínate como para presentarme. Mi mayor virtud, mi mayor talento es el del disimulo, el de aparentar hacer cosas que realmente no tengo ni puñetera idea de hacer. Echarle cuento", comenta en conversación telefónica con EL PAÍS.

En su tercera edición, Telecinco aspira a mantener con Got Talent los buenos datos de audiencia (siempre por encima de los 2.760.000 de espectadores de media). Y para ello repite con Millán y con un jurado formado por Risto Mejide, Eva Hache, Edurne y Jorge Javier Vázquez. "Este jurado está consolidadísimo y quieras que no, cada vez tienen más experiencia, cada vez conocen más, cada vez es más difícil sorprenderles", explica el presentador. Un jurado preparado para esa frase tan circense, "y ahora, más difícil todavía".

El último ganador del concurso fue Antonio El Tekila, autor de un baile basado en contorsiones. Una victoria que pocos esperaban, apoyada por el voto del público, y que fue polémica hasta el punto de que Mejide abandonó el plató antes de que terminara el último programa a modo de protesta. ¿Qué ha dicho Mejide al volver como jurado en esta edición? "Nos ha dicho, 'no quiero que gane un friki', pero ya le he dicho que aquí cada uno queremos que gane lo que más le guste a cada uno, después lo que pase o decida la gente, eso ya depende de la gente", zanja Millán el asunto. Millán, con los concursantes, admite ser más tolerante: "Soy bastante heterogéneo, me gusta ver talento, me gusta ver gente que hace cosas y que las hace bien, pero tengo especial pasión por el talento singular, esa gente que realmente es diferente y hace cosas diferentes. Después te puede gustar más o menos, el resultado puede ser mejor o peor. Pero no hay que quitarle mérito a alguien que piensa de forma singular y que creativamente llega a sitios que nunca te habrías planteado y yo soy muy fan de eso".

Al concurso en esta edición se han presentado 6.000 personas y han llegado hasta el plató para hacer las audiciones ante el jurado 300. "La parte que más me gusta es la que ahora se emite [que fue grabado en julio; en directo se emitirá la fase final un poco más adelante], las audiciones, que es cuando estás ahí en el escenario, cuando la gente llega a ese teatro por primera vez. Gente que a lo mejor ni tan siquiera ha actuado nunca en un teatro ni ha estado delante de 900 personas y menos delante de cuatro miembros del jurado que imponen un poco más de respeto. Y ese momento con la gente... eso es maravilla", dice Millán.

Más información