El mosaico musical de 'Afrodeezia'

Marcus Miller propone exceder la circunscripción del continente negro para instalarse en un territorio más transculturado

El paisaje sonoro que el bajista y multiinstrumentista Marcus Miller propone en Afrodeezia excede la circunscripción del continente negro para instalarse en un territorio más transculturado. Lo que se espera de quien a los 27 años produjo el Tutu de Miles Davis.

En este viaje resuenan la africanía highlife de Ghana y el trance de la música gnawi marroquí, ecos de samba y de los tambores metálicos de Trinidad, y disparos de funk, afro-rock, hip-hop, góspel, avant-jazz… Un espléndido mosaico armado con piezas propias y compartidas (con Djavan y Chuck D.) y versiones (‘Papa Was A Rolling Stone’ o ‘Je crois entendre encore’, de Bizet). Los músicos Guimba Kouyaté, Keb’ Mo’, Alex Hans y Ambrose Akinmusire contribuyen a la expansión de este sinuoso universo.

Afrodeezia. Marcus Miller. Blue Note / Universal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS