Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nombres en la sombra de las series españolas

Los guionistas de ficción tratan de ganar visibilidad a través del FesTVal

Los nombres en la sombra de las series españolas

Aaron Sorkin. Shonda Rhimes. Vince Gilligan. Los guionistas y productores televisivos se han convertido en Estados Unidos en estrellas mediáticas. Su voz se ha hecho completamente reconocible y las cadenas se valen del prestigio de sus nombres para promocionar sus series. Según afirman, la pequeña pantalla es el medio de los guionistas. Una regla que los escritores españoles, cuya visibilidad es todavía muy limitada, llevan años tratando de hacer comprender.

El sindicato de guionistas ALMA, fundado en 1989, ha encontrado en el Festival de Televisión de Vitoria el medio perfecto para alcanzar esta añorada visibilidad. El FesTVal ha organizado una clase maestra para profesionales en el ProfesTVal; ha entregado el premio ALMA a mejor guion a El Príncipe y, sobre todo, ha dado la oportunidad a los creadores a que se mezclen con sus estrellas en presentaciones, entrevistas y coloquios.

Detrás de la pluma

Isabel fue creada por Javier Olivares, que abandonó la serie tras la primera temporada para dejarla en manos de Jordi Calafí. Olivares es el responsable de Kubala e Infidels para TV3 y prepara con La 1 Ministerio del tiempo

Águila Roja lleva el sello de Daniel Écija, además del de Pilar Nadal, Ernesto Pozuelo, Juan Carlos Cueto. Entre los créditos de Écija están también El Internado, Los Serrano y Un Paso Adelante

Curro Velázquez, escritor de las películas de Fuga de Cerebros, está al mando de Chiringuito de Pepe.

Paula Fernández, Mario Baselga y Darío Madrona están detrás de Vive cantando. El último firmó Acusados, Los Protegidos y Génesis

“Por una parte es bueno mantener el anonimato, pero por otra, va en detrimento de tu trabajo. No nos da pie a reivindicar y a veces los productores piensan que cualquiera vale para el puesto”, explicaba Carlos López -que ha escrito para Hay alguien ahí, Hospital central o El Príncipe- en el ProfesTVal. López es, además, uno de los protagonistas de Writing heads, documental en el que Alfonso Suárez trata de desentrañar este oficio “a la sombra” y crear una especie de manual mediante una veintena de entrevistas a profesionales. La película llega a una conclusión: “Hay tantas maneras de escribir como guionistas”, como afirma Azucena Rodríguez, de Cuéntame cómo pasó.

Ángela Armero, presidenta de ALMA y parte del equipo de Ciega a Citas y Velvet, cree que la proliferación de la figura del productor ejecutivo, o showrunner en Estados Unidos, ha abierto una puerta para convertirse en cara visible. “En la televisión te implicas en las decisiones importantes. Eres el germen desde que se vende hasta que se emite”, asegura. Reconoce, aun así, dos limitaciones: el recorte presupuestario y la duración de 80 minutos de los capítulos, con los que es “muy difícil crear un engranaje dramático que mantenga el interés e imposible competir en el extranjero”.

“La asignatura pendiente son los personajes sombríos que no sean buenas personas”, reconoce Carlos López. “El miedo a renunciar a un público y a molestar crea un producto alterado que el espectador sabe que huele a podrido”. Pese a esta vocación generalista, ambos aplauden los pasos dados en el mercado para producir ficción de género y por nichos. “Es injusto que comparemos la cadena de cable estadounidense HBO con Telecinco. Deberíamos compararla con NBC, de la cual solo nos llegan unas pocas series. El resto fracasa”, explica Armero. “Mi modelo es The Good Wife, una serie que tiene algo para todo el mundo, inteligente y adulta”.

Piezas separadas del documental Writing Heads. / ALMA

Con más de 300 afiliados, ALMA se prepara para hacer frente a las dificultades que suponen las nuevas tecnologías. Cómo ganar dinero con las reproducciones en Internet fue uno de los retos que en 2007 llevó al sindicato estadounidense a la huelga. “Queremos tener la capacidad de poner en jaque a la industria en un momento dado”, apuntaba durante el FesTVal Ramón Campos, creador de Hispania, entre otras. “Con un mercado con tres cadenas es imposible hacer una movilización que funcione. Son nuestros únicos clientes”. Ante estas limitaciones, Campos ha tomado otra iniciativa pionera: coproducir Refugiados con la BBC. “La internalización y los mercados de formatos pueden ser la respuesta para buscar nuevas ventanas”, apuntaba Carlos López, “pero la estructura de capítulos que pasan de los 40-50 minutos lo hace casi imposible”, remarca Armero.

“Lo importante es quitarnos la imagen de quejicas, y demostrar que los guionistas molan”, bromeaba López, que se encuentra en pleno rodaje de la segunda temporada de El Príncipe. “El que tiene toda la historia en la mente es el mejor para resolver los problemas y coordinar al equipo”.

Ramón Campos: “Quiero que en pantalla se vea mi voz”

Ramón Campos (Noia, 1975) no sale nunca delante de las cámaras, pero en la presentación de Refugiados durante el FesTVal ha sido una estrella. No tiene nada que envidiar a Natalia Tena, la actriz de Juego de tronos y Harry Potter que protagoniza esta serie coproducida por laSexta y BBC. Campos atiende a la prensa, pasea por la alfombra naranja y se saca fotos. Y no es para menos. De su pluma y de su productora, Bambú, han salido muchos de los grandes éxitos de la ficción española más reciente: Velvet, Gran Hotel, Hispania, Desaparecida...

“No cambia nada que te produzca la BBC, solo tratas de dirigirte a un público como el de laSexta, con el que me identifico”, reconoce Campos, que se enfrenta en Refugiados a todo un reto: una serie rodada íntegramente en inglés cuyo objetivo final es romper fronteras. “Hemos tenido más libertades. Yo hablaba del tono de Deliverance, Perros de paja o las películas de Michael Haneke y en la BBC no se asustaron”.

Refugiados tendrá ocho capítulos de 50 minutos, una estructura que le ha ofrecido unas libertades nada habituales en la televisión española. “Llegas al final y has contado lo que tenías que contar, sin sumar nada”.

Campos tiene, además, la libertad creativa que le da ser productor ejecutivo y creador. “Quiero que en pantalla se vea mi voz, lo que he escrito. Tengo voz sobre la edición y la creación, lo único que no controlo es el momento del rodaje”, explica. Y aunque reconoce que no cree que se atreva a dar el paso a la dirección, delega las funciones en nombres de su confianza, habituales de Bambú. “Traemos a los mejores. Trabajo en familia”. Un factor que le ayuda a sobrellevar el ser uno de los autores más prolíficos de la pequeña pantalla. Durante el FesTVal ha presentado también Bajo sospecha, una nueva serie policiaca para Antena 3. “El secreto es dormir poco y poder sentirte orgulloso del resultado”.