Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Series que se exportan

España se sitúa entre los cinco principales países del mundo proveedores de formatos de ficción. Rusia se ha convertido en un mercado floreciente

Los actores de la versión italiana de 'Pulseras Rojas'.
Los actores de la versión italiana de 'Pulseras Rojas'.

Si hay un mercado globalizado, ese es el audiovisual. Concursos como Quién quiere ser millonario y ficciones como Juego de tronos se ven en todo el mundo. España no es una excepción. Durante muchos años, los productos extranjeros colonizaron la pantalla de las televisiones nacionales, pero la tendencia comienza a invertirse. Los tiempos de Dallas y de Dinastía, iconos de la ficción estadounidense de finales del siglo pasado, han pasado, y ahora España entra a formar parte de los cinco países proveedores de formatos de ficción en todo el mundo, según The Wit Guide to Scripted Formats 2014, un informe que se presentará oficialmente en el MIP de Cannes, la gran feria europea de la televisión, que se celebrará a principios del mes de abril.

Este análisis coloca a la industria audiovisual española en un lugar de referencia mundial. Sus formatos son de los más buscados para ser adaptados localmente en otros territorios, como pusieron ayer de manifiesto Audiovisual from Spain, el paraguas bajo el que las empresas españolas acuden a Cannes, y la FAPAE, la federación que agrupa a las productoras. Para calcular el impacto de la industria audiovisual española, se ha tenido en cuenta el número de formatos que se han repicado internacionalmente, el volumen de adaptaciones producidas a partir ficciones y los proyectos inspirados en series españolas.

'Los misterios de Laura', adaptada por la televisión rusa.
'Los misterios de Laura', adaptada por la televisión rusa.

“Es algo inimaginable en otras épocas”, sostiene Alejandro Ojeda, director de ventas internacionales de Boomerang, que atribuye este fenómeno a la “madurez” que ha adquirido la ficción nacional en los últimos años. “Ha sido muy atrevida a la hora de plantear historias y géneros. De las comedias costumbristas ha pasado a diseñar historias universales”. Boomerang ha logrado todo un récord: Los misterios de Laura se está adaptando actualmente en Estados Unidos (protagonizada por Debra Messing, la mitad de Will y Grace), Rusia, Italia y Holanda. “Que una productora como la Warner haya comprado los derechos para la NBC es un gran logro”, subraya Ojeda. Considera que la clave está en su estructura: una comedia policiaca con toques clásicos que bebe de obras emblemáticas como Colombo y Se ha escrito un crimen.

La manera de comercializar en el exterior una ficción tiene dos caminos: las productoras venden la serie tal cual se emite en España (lo que en el argot del sector se conoce como la lata) o exportan la trama y los guiones, que son adaptadas. “Eso no significa”, apunta Ojeda, “que se traduzca literalmente. Es un proceso complejo. Los guionistas locales se basan en la idea original, pero hacen cambios en función de los gustos de la audiencia o de parámetros sociales y culturales”.

'Los hombres de Paco' italianos.
'Los hombres de Paco' italianos. EL PAÍS

A la televisión estadounidense ha llegado también Pulseras Rojas, la serie creada por Albert Espinosa para TV-3, que está siendo recreada por la Fox después de que Steven Spielberg se fijara en ella. “Vio la serie y le gustó. Rio y lloró. Es el gran valedor de esta serie, la ama”, contaba Espinosa a Efe tras visitar el rodaje en Atlanta (EE UU). En ese país, la historia (en parte autobiográfica) que relata las vivencias hospitalarias de un grupo de adolescentes enfermos de cáncer, se titulará Red Band Society. Aunque el rodaje se lleva con gran sigilo (el mismo que acompaña a Los misterios de Laura), Espinosa avanza que uno de los personajes se llamará Jordi, como en la versión original. La serie de Filmax ha sido adaptada ya en Italia por la televisión pública y es una de las emisiones más vistas de la RAI.

En el canal privado italiano Canale 5 arrasa El secreto de Puente Viejo (Boomerang), cuyo formato se ha vendido también a Croacia, Eslovenia y Ucrania, entre otros países. Para las productoras españolas Rusia es uno de los principales destinos. “Tienen dinero; compran de todo: latas y formatos. Es un mercado que está creciendo a pasos agigantados y necesita mucho contenido”, explica Ojeda. En Rusia se ha adaptado también El barco, ideada por Globomedia, compañía con una gran actividad fuera de las fronteras. Entre sus últimas exportaciones figuran Los hombres de Paco y Aída, que tienen vida propia en Polonia.

Aunque la ficción española ofrece también sombras, como expone el directivo de Pausoka Xabier Zabaleta. “Tenemos dos formatos que se están emitiendo o se van a emitir en el extranjero, cuando en España no hemos hecho más que el piloto”. Se trata de El impostor, emitida en China y ahora en las pantallas de Perú, y Do you know me?, que en agosto se exhibirá en Canadá. Paradojas de la ficción.