Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telecinco abarata su parrilla

La cadena retrasa estrenos como 'La noche de José Mota' o la serie 'Niños robados' por la crisis publicitaria en la televisión

Blanca Portillo en el papel de Sor Eulalia en la miniserie de televisión 'Niños robados' que emitirá Telecinco.
Blanca Portillo en el papel de Sor Eulalia en la miniserie de televisión 'Niños robados' que emitirá Telecinco.

La consigna es ahorrar. Telecinco, la televisión líder el año pasado, ha comenzado 2013 bajo el signo de la austeridad. En el arranque del curso tenía disponibles para saltar a la parrilla el programa de humor de José Mota, la 14ª edición del formato de telerrealidad Gran Hermano y la ficción Niños robados, protagonizada por Adriana Ugarte y Blanca Portillo. En la recámara aguardan también los nuevos capítulos de Aída, la última temporada de Tierra de lobos y la serie El don de Alba. Algunos productos irán asomándose a la pantalla en las próximas semanas. Otros seguirán durmiendo.

“Vamos a una parrilla más barata”, anuncia el director general de Contenidos de Mediaset, Manuel Villanueva. La cadena ha optado por una oferta de menor coste metiendo en la nevera algunos de sus productos más sólidos para sacarlos cuando la publicidad remonte. La evolución de este sector (en enero se calcula un descenso del 15% en el medio televisivo) marcará la programación de los principales canales de Mediaset (Telecinco y Cuatro, sobre todo). “Hay que aquilatar los costes en función del mercado, dosificar los contenidos”, añade Villanueva, que no se obsesiona por las audiencias o por una hipotética pérdida del liderazgo este enero. “Ganar el mes no significa ganar dinero. Nosotros trabajamos por el éxito, no por la gloria”, dice el directivo, que asiste con sorpresa a la manera en la que Antena 3, su principal competidor, ha arrancado el año: “Ha tirado la casa por la ventana disparado una batería de películas tremendas y a un coste elevadísimo. Es algo verdaderamente incomprensible”, dice.

Telecinco estima que Antena 3 es ahora “la televisión del Gobierno” como en los tiempos del socialista José Luis Rodríguez Zapatero lo fue La Sexta. “Si no, no se entiende que la televisión pública le haya regalado la tarde”, dice el directivo de Mediaset, en clara referencia la serie Amar en tiempos revueltos, que ha pasado de La 1 a Antena 3 con un ligerísimo maquillaje. Para evitar que se repitan fugas de este calibre, la emisora estatal ha blindado su serie Isabel, firmada por la misma productora que ahora realiza Amar es para siempre en Antena 3. “Es sorprendente que TVE se haya dejado arrebatar un producto que era su salvavidas durante la tarde”, expone. Desde que TVE dejó de emitir publicidad, ya no es considerado por las privadas como un competidor.

Tradicionalmente, Telecinco arrancaba la parrilla del año después de Reyes. Pero este enero ha sido declarado “un mes de tránsito”. Hasta el 11 de febrero no comenzará la nueva edición de Gran Hermano y La noche de José Mota no verá la luz hasta la segunda quincena.

Pese a la economía de guerra que se practica en Mediaset, este operador se ha hecho con los derechos de la Copa del Rey de fútbol y acaba de cerrar la compra de la Copa Confederaciones, que se disputará en Brasil entre el 15 y el 30 de junio. La cadena se justifica asegurando que el torneo español es “bastante más barato” que en otras campañas (y en términos de audiencia, el fútbol no tiene rival: el Málaga-Barça alcanzó el pasado jueves 6,1 millones de espectadores). Sobre la competición internacional afirma que será el soporte del mes de junio. “La estrategia es trabajar con un plazo más corto”, apunta Villanueva. “Incluso en el mercado de los derechos. Antes se compraban con mucha antelación. Así se hizo, por ejemplo, con la Eurocopa de fútbol. Ahora hay un montón de derechos sin vender: el Eurobasket de Eslovenia, el torno de tenis de Roland Garros, el Mundial de fútbol de 2014... Nosotros lo analizamos todo: hacemos una estimación de la audiencia, valoramos lo que el mercado puede pagar y lanzamos una oferta”.

Desde 2007 hasta 2013 se calcula que la facturación publicitaria ha caído un 52%. La crisis ha reorganizado un sector en el que ya solo cuentan dos jugadores: Antena 3 y Telecinco (con sus respectivos canales satélites). Otros operadores, como Veo TV o Net TV, son, como suele decir el consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile, “gente que se dedica a alquilar habitaciones”·