¿Le gustaría a Banksy?

Una nueva sala de exposiciones en Barcelona reúne copias de 100 obras del famoso y esquivo gratifero

'Niña con globo', una de las obras más icónicas de Banksy que hizo en 2002 en Londres, cuya copia puede verse en Barcelona.
'Niña con globo', una de las obras más icónicas de Banksy que hizo en 2002 en Londres, cuya copia puede verse en Barcelona. Carles Ribas

Si hay un artista esquivo, que huye de la fama hasta el punto de que su identidad es uno de los enigmas mejor guardados del planeta, ese es Banksy, autor de una obra de denuncia social, política y anti consumista, que aparece, cuando menos se le espera, y crea obras con una estética y técnica propias llenas de crítica, de ironía y de humor, casi siempre negro, que lo identifican y le han dado un prestigio mundial. Anti todo, Banksy era carne de cañón para todos los que quieren sacarle rentabilidad, más allá del carácter siempre efímero que sus obras.

Es el caso del proyecto que lo ha traído a Barcelona (por primera vez) y que permite ver bajo el mismo techo más de un centenar de sus obras realizadas entre el 2000 y el 2008 en diferentes países como Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Israel o Palestina. El problema es que ninguna es auténtica; son copias, muchas a tamaño original que pueden verse sobre paredes de hormigón, puertas de madera o persianas de metal. Las ha reunido el promotor teatral y gestor belga-albanés Hazis Varda que después de inaugurar la muestra The World of Banksy. The inmersive experience en París hace seis meses, y comprobar la capacidad de atracción que ha llevado a que la vean 160.000 personas, se ha animado a traer a Barcelona copias nuevas ya que la de París sigue abierta hasta el 20 de junio. La de Barcelona (10 euros) estará abierta, en principio, tres meses.

Copia de 'Guerra de almohadas palestino-israeli', de Banksy, en la muestra de Barcelona.
Copia de 'Guerra de almohadas palestino-israeli', de Banksy, en la muestra de Barcelona.Carles Ribas

La exposición de estas copias de Banksy ha servido también para inaugurar un nuevo espacio en la ciudad, el llamado Espai Trafalgar (Trafalgar, 34), donde, hasta ahora, había una colección de automóviles antiguos; un enorme espacio de tres plantas que permite ir descubriendo las obras, en medio de los sonidos de la ciudad (grabados) de ambulancias, coches y personas. Están, eso sí, todas las icónicas de este artista, que sin duda serán fotografiadas hasta la saciedad por los visitantes. Entre ellas: Niña y globo, Policías besándose, Lanzador de flores, La rata fuera de la cama, Prohibido jugar a pelota, Reíd mientras podáis, Guerra de almohadas palestino-israelí o el homenaje que el artista hizo en la puerta de Bataclan tras el atentado que fue robado en enero de 2019.

Policías besándose, copia de Banksy, que puede verse en Barcelona.
Policías besándose, copia de Banksy, que puede verse en Barcelona.Carles Ribas

“Las réplicas están realizadas por una decena de artistas urbanos que también quieren manifestarse en el anonimato; no quieren apropiarse de la obra de Banksy, sino difundirla”, explicó Varda, junto a la cafetería y la librería que cierra el recorrido, en la que se venden gadgets del artista. Pese a la cotización de la obra de este anónimo artista, Varda no tendrá que pagar derechos de autor, al ser desconocido. ¿Le gustaría al artista? “Banksy ha explicado que está en contra de los derechos de autor y del concepto del copyright, que es de artistas fracasados”, dice Varda con una sonrisa.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción