Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mal Pelo: “Bailar las Goldberg es muy emocionante”

El grupo estrena su pieza sobre las famosas variaciones en el TNC

La compañía Mal Pelo, en un momento de 'On Goldberg Variations Variations'.
La compañía Mal Pelo, en un momento de 'On Goldberg Variations/ Variations'.

“¿Qué cómo es bailar las Variaciones Goldberg?Muy emocionante. No puedes dejar de escucharlas y las reinterpretas cada vez, sin dejar de ceñirte a la coreografía. Hay algo muy matemático y estructurado en ellas y luego está la viveza, y esa trascendencia, esa dimensión espiritual, que te lleva a paisajes increíbles”. Quien habla con, como no podía ser de otra manera, pasión temperada por la razón, es Pep Ramis, director con Maria Muñoz de la compañía de danza Mal Pelo que estrena esta noche su montaje sobre la famosa obra de Johann Sebastian Bach en la Sala Petita del Teatre Nacional de Catalunya (TNC) —funciones hasta el domingo, con todas las entradas ya vendidas—. El espectáculo forma parte de la programación del Festival danza Quinzena Metropolitana.

En realidad, On Goldberg Variations/ Variations de Mal Pelo es unas variaciones de las variaciones, incluso unas variaciones de las variaciones de las variaciones, un juego circular cuasiborgiano que no desentona con la propia composición, que la leyenda quiere encargada a J. S. Bach por el conde Hermann Carl von Keyserlingkel para que el clavicordista de su corte, Johann Gottlieb Goldberg, alumno del gran compositor, le entretuviera (y sin duda deleitase) en sus noches de insomnio. Y es que la música que se escucha en el espectáculo y que baila Mal Pelo no es puramente las Variaciones Goldberg, sino las Goldberg Variations/ Variations, un trabajo del músico de jazz franco-estadounidense Dan Tepfer (París, 1982) que combina las variaciones de Bach con las suyas improvisadas sobre las mismas armonías. Según Ramis, el de Tepfer es un trabajo de gran virtuosismo que traza un puente entre el jazz y Bach.

Pero es que aún hay otra vuelta de tuerca: en el espectáculo aparece la voz del escritor británico John Berger (fallecido en 2017) con el que Mal Pelo ha colaborado intensamente y del que ha llevado textos a la escena.

“Hay unos poemas de él, registrados en su casa, con su propia voz”, explica Ramis, “y que hablan de algunos de sus temas recurrentes, de la separación, del movimiento de la gente, de la emigración, de lo que te llevas cuando te marchas de casa, o de la lengua madre. Cuestiones siempre muy humanas, socialmente comprometidos desde la ternura. Y hay también un poema del poeta Juan Gelman. Todos van muy bien con la música de Bach”.

El codirector de Mal Pelo encuentra un paralelismo entre la forma en que ellos trabajan el cuerpo y la danza (en su Centro de Creación L'Animal a l'esquena en Celdrà, Girona) y la música del compositor barroco. “No está ahí solo la técnica, sino una inmersión en el sentimiento, una búsqueda de lo que hay más allá de la estructura y de la forma.” Pep Ramis reflexiona que las variaciones las bailas “al lado, detrás, a favor e incluso a ratos en contra de la propia música”.

On Goldberg Variarions/ Variations, de un poco más de una hora de duración, la interpretan, junto a los mismos Ramis y Muñoz, Zuriñe Benavente, Jordi Casanovas, Enric Fàbregas, Federica Portello y Zoltan Vakulya.

El espectáculo, que fusiona el lenguaje de Mal Pelo con la creación de Bach en un verdadero diálogo de música y movimiento, continúa un proceso de inmersión de la compañía en la obra del compositor bautizado como Bach Project y que se extenderá dando pie a una tercera pieza, que prevén estrenar en 2021 en el Mercat de les Flors. María Muñóz ya bailó una primera, el solo Bach, una aproximación a El clavecín bien temperado que creó en 2004.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >