Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el letrado mayor del Parlament ante la presión del independentismo

Antoni Bayona ha emitido diveros informes que fueron desoidos por la mayoría secesionista

Reunión de la Mesa del Parlament, en una imagen de archivo.
Reunión de la Mesa del Parlament, en una imagen de archivo.

El letrado mayor del Parlamento catalán, Antoni Bayona, ha presentado este martes su renuncia al cargo ante la presión de los partidos independentistas que dice haber sufrido la pasada legislatura y al inicio de esta. Bayona, considerado un riguroso jurista, sugiere en la carta de renuncia dirigida a los miembros de la Mesa del Parlament que no cuenta con la confianza de la mayoría de ellos y que en esas condiciones no puede continuar. Junts per Catalunya y Esquerra ocupan cuatro de los siete escaños

Bayona accedió al cuerpo de letrados del Parlament en 1984 y desde 2012 era el letrado mayor. Asegura en la carta de renuncia que siempre ha procurado actuar con neutralidad e independencia profesional pero que,  "sin embargo, la situación por la que ha pasado el Parlament durante la anterior legislatura y al inicio de la presente, ha hecho especialmente compleja esta labor por las dificultades de desarrollarla en unos escenarios políticos especialmente difíciles para los operadores jurídicos", añade.

En otro apartado explica el "desgaste personal" que ha sufrido por causa de la "polarización de las posiciones políticas" y el hecho de que los dictámenes jurídicos que emitía hayan estado sometidos "a una lectura y un escrutinio político inusuales".

Los informes que emitieron los servicios jurídicos del Parlament y en concreto Antoni Bayona el año pasado en contra de la ley el referéndum o de la ley fundacional de la república catalana no fueron considerados por la mayoría independentista, que también desoyó sus opiniones en el proceso seguido para elaborar esas leyes por el trámite de urgencia y vulnerando los derechos de la oposición, como después reconoció el Tribunal Constitucional.

Las reuniones de la Mesa del Parlament y de la junta de portavoces a la que asistió Bayona bajo la presidencia de Carme Forcadell en la pasada legislatura se convirtieron también en un duro escenario para el letrado mayor, al que se le negó la palabra en algunas ocasiones. La mayoría independentista siempre ha argumentado que esos informes jurídicos no eran vinculantes y que el "mandato democrático" amparaba su actuación.

Las cosas no cambiaron al inicio de esta legislatura, en la que Bayona fue desautorizado de nuevo cuando informó en contra de la investidura telemática de Carles Puigdemont y el secretario general de la Cámara, Xavier Muro, rehizo el dictamen inicial que redactó el letrado mayor. Muro ocupa el cargo desde octubre de 2016, cuando se inició la tramitación de las leyes de ruptura y eso provocó la dimisión de su antecesor, Pere Sol.

Bayona recuerda que su cargo es de libre designación entre los miembros de la Mesa del Parlament y que eso hace que haya de contar, entre otros requisitos, con la "relación de confianza necesaria para el correcto funcionamiento de la Mesa". Por eso, añade, una vez formado el Govern y tras el arranque de la legislatura, renuncia al cargo tras hablarlo con el presidente del Parlament.

La Mesa deberá escoger ahora a un nuevo letrado mayor y todo hace pensar que el perfil elegido estará más alineado con el independentismo para evitar así los continuos informes jurídicos en contra que siempre recuerda la oposición a Junts per Catalunya y Esquerra.