Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“¡Que bote la plaza! ¡Que bote la plaza!”

El Pilar repite el primer premio de la Sección Especial de las Fallas 2015. L'Antiga de Campanar y Convento Jerusalén logran el segundo y tercer galardón

Los miembros de la comisión de la falla de El Pilar celebran el premio. Ampliar foto
Los miembros de la comisión de la falla de El Pilar celebran el premio.

¡Que bote la plaza! ¡Que bote la plaza!", gritaban al unísono las falleras mayores de la comisión de la plaza del Pilar rodeadas de cámaras y momentos después de conocer el veredicto del jurado de los premios a las mejores fallas. Los pronósticos apuntaban a la comisión de la plaza de El Pilar como posible ganadora de la categoría reina se han cumplido. Los tres primeros premios de la sección especial han recaído sobre las tres comisiones que partían como favoritas y L'Antiga de Campanar y Convento Jerusalén han recibido el segundo y tercer premio respectivamente. El jurado ha otorgado el primer premio de ingenio y la gracia L'Antiga de Campanar que con su monumento, Barbaritats, del artista Alejandro Santaeulalia, se coloca entre las tres mejores fallas tras años logrando premios inferiores.

"Aun estoy asimilándolo un poco. No estaba muy convencida, pero estoy muy contenta", contaba Marié Pérez, fallera mayor de la comisión de la plaza de El Pilar, al pie de Pantomima, la falla de 2015. El premio ha pillado a su artista, Pere Baenas, fuera de la ciudad, pero su trabajo para esta comisión ha logrado revalidar el título que ya consiguió en 2014, tras 15 años sin lograr el máximo galardón. "Este año además es muy especial porque se cumplen 150 años de la primera falla que plantaron aquí los vecinos", explicaba emocionado junto al monumento José López, presidente de la falla, que tras el éxito de Escándalo (2014) y de Pantomima (2015) ha dejado abierta la puerta a seguir colaborando con el artista Pere Baenas. El monumento ha merecido además el tercer premio de ingenio y gracia de la sección especial. El segundo premio de la máxima categoría ha recaído sobre Monestir de Poblet-Aparicio Albiñana (L'Antiga de Campanar) que con el monumento Barbaritats, ha conseguido uno de los máximos premios tras años en posiciones inferiores. Su artista, Alejandro Santaeulalia, consigue así uno de los premios más importantes plantando en la primera plaza de la sección especial en que plantó. Aunque partía como favorita junto a la plaza del Pilar, la falla de Convento Jerusalén, con un coste de 230.000 euros, la más cara de la categoría especial, ha conseguido el tercer premio. El ocaso de los dioses de Pedro Santaeulalia, que planta en la comisión por quinto año consecutivo, ha quedado un puesto más abajo que en 2014, cuando logró el segundo premio de la sección especial. La apuesta de la comisión Nou Campanar por las fallas experimentales e innovadoras se ha quedado por segundo año consecutivo sin premio tras la decepción de 2014 en que la interpretación de Las Meninas de Velázquez del artista Manolo García no convenció al jurado. En 2015, la creación Ekklesía, una innovadora estructura de 150 metros cuadrados de los artistas David Moreno y Miguel Arraiz, se ha quedado en el camino de conseguir uno de los 11 premios de la categoría reina de las fallas.