Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“¿Qué hago con tanta casa?”

El monasterio tiene 476 años y ahora se convertirá en residencia sanitaria

  • El bello claustro con columnas de piedra esculpidas en el siglo XIII del convento de las capuchinas de Manresa.
    1El bello claustro con columnas de piedra esculpidas en el siglo XIII del convento de las capuchinas de Manresa.
  • Sor Victoria, encargada de la producción de hostias para las celebraciones eucarísticas de la zona.
    2Sor Victoria, encargada de la producción de hostias para las celebraciones eucarísticas de la zona.
  • La producción de hostias para las celebraciones eucarísticas es una de las actividades de las capuchinas de Manresa.
    3La producción de hostias para las celebraciones eucarísticas es una de las actividades de las capuchinas de Manresa.
  • La abadesa, Teresa Caballero, en el jardín del convento.
    4La abadesa, Teresa Caballero, en el jardín del convento.
  • Entrada a una de las dependencias del convento que pronto se convertirá en una residencia para personas dependientes.
    5Entrada a una de las dependencias del convento que pronto se convertirá en una residencia para personas dependientes.
  • El huerto centenario de 2.000 metros cuadrados, encajado en pleno centro de la ciudad.
    6El huerto centenario de 2.000 metros cuadrados, encajado en pleno centro de la ciudad.
  • Teresa Caballero, la abadesa, muestra una de las habitaciones del convento.
    7Teresa Caballero, la abadesa, muestra una de las habitaciones del convento.
  • Una de las monjas del convento, en la biblioteca.
    8Una de las monjas del convento, en la biblioteca.