Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pere Navarro deja la alcaldía de Terrassa para centrarse en la campaña electoral

El líder del PSC comunica su renuncia en una asamblea local extraordinaria

Pere Navarro, candidato del PSC a la Generalitat, ha decidido dejar la alcaldía de Terrassa para centrarse exclusivamente en la dirección del partido y en la próxima campaña electoral. Navarro anunció el martes su renuncia en una asamblea extraordinaria de los socialistas de Terrassa en la que se nombró como su sucesor a Jordi Ballart, un joven de 32 años, actualmente teniente de alcalde de Planificación Urbanística y primer secretario del PSC egarense.

El traspaso de la vara no se hará de forma inmediata y el pleno extraordinario de renuncia y de investidura del nuevo alcalde no se producirá hasta pasadas las elecciones autonómicas del 25 de noviembre.

Navarro ha justificado la decisión de abandonar la alcaldía por “compromiso” y “coherencia” y ha asegurado que, en la actual situación de dificultades económicas, su partido “necesita una persona las 24 horas del día y Terrassa también necesita un alcalde las 24 horas del día”. “Nos jugamos mucho”, ha zanjado Navarro en referencia al complicado panorama con el que el PSC afronta esta campaña contrarreloj.

En clave preelectoral, el candidato socialista ha defendido ante un centenar de militantes -entre los que se encontraba el exalcalde de la ciudad y predecesor de Navarro, Manuel Royes- su propuesta de la llamada tercera vía del federalismo, en contraposición a la vía independentista de CiU y “la España única” del PP. Navarro también ha criticado la gestión del presidente Artur Mas, al que ha acusado de llevar a Cataluña a una “situación límite” y de utilizarla como “laboratorio de los recortes, que después el PP ha extendido por el resto de España”.

Navarro asumió el cargo de primer secretario del PSC en diciembre sustituyendo en el puesto al expresidente de la Generalitat José Montilla, que se retiró de la primera línea política tras el ciclo de derrotas electorales. Los socialistas apostaron entonces por una cara nueva, no contaminada por el  tripartito pero prácticamente desconocida por la militancia y los votantes.

Jordi Ballart, futuro alcalde socialista de Terrassa.
Jordi Ballart, futuro alcalde socialista de Terrassa.

Con el obstáculo añadido de no contar con un escaño en el Parlament que le sirviera de trampolín mediático, Navarro ha intentado hacerse hueco en la actualidad para aumentar su reconocimiento y, de paso, su popularidad, en un momento en que su partido más lo necesita (las encuestas auguran un batacazo histórico del PSC el próximo 25 de noviembre). El adelanto electoral no ayuda en esta empresa a los socialistas catalanes y recortan dos años en este intento de hacer despegar a su líder.

Navarro llegó a la alcaldía de Terrassa, la cuarta ciudad más grande de Cataluña, hace una década, sustituyendo a Manuel Royes. Fuentes del Ayuntamiento admiten que desde que asumió la primera secretaría del PSC ha descuidado sus labores como alcalde al tener que combinarlas como líder de la oposición. El adelanto electoral le obliga –a él y al partido- a concentrar todos los esfuerzos en una campaña que libre al PSC del desastre electoral.

Ballart será investido alcalde en un pleno extraordinario en el Ayuntamiento, que aún no está fijado. Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Autónoma de Barcelona, Ballart aterrizó en el Ayuntamiento de Terrassa en 2005 para ocuparse de la concejalía de Comunicación y también se ha ocupado de la cartera de Solidaridad. En el presente mandato fue aupado como teniente de alcalde en la poderosa área de Planificación Urbanística y fue designado portavoz del grupo municipal del PSC. El futuro alcalde fue primer secretario de la agrupación local de las Juventudes Socialistas de Cataluña desde 1999 y durante siete años. En abril de este año fue nombrado primer secretario del PSC de Terrassa en sustitución de Navarro, después que este fuera nombrado líder de los socialistas catalanes en diciembre del año pasado.