Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP no ve ahora para TV-3 el hueco radioeléctrico que exigía a Zapatero

El Congreso rechaza la iniciativa legislativa, apoyada por el socialista Ximo Puig

Manifestación en Valencia en abril de 2011 a favor de la recepción de TV-3.
Manifestación en Valencia en abril de 2011 a favor de la recepción de TV-3.

Los costes que ocasionaría y la “escasez de espacio radioeléctrico” fueron los argumentos que ayer esgrimió el PP en el Congreso de los Diputados para rechazar, con el apoyo de UPyD, una proposición de ley sobre televisión sin fronteras, promovida por una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) apoyada por 670.000 firmas, cuya pretensión era que las cadenas de televisión autonómicas se puedan ver en comunidades limítrofes con la misma lengua, caso de TV-3 en la Comunidad Valenciana.

Tanto el actual presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que se mostró favorable a que pudieran volver a captarse las emisiones de TV-3 en territorio valenciano, como los responsables del Consell, singularmente el que fue vicepresidente, Vicente Rambla, achacaron hasta la victoria del PP en las elecciones generales, la supresión de las emisiones de TV-3 a que el Gobierno del socialista Rodríguez Zapatero no concedía a la Comunidad Valenciana un tercer múltiple del que ya disponía Cataluña (otorgado por el Gobierno de José María Aznar en 2003), que permitiría tener espacio radioeléctrico suficiente.

La ILP recibió el respaldo del Congreso para su tramitación al final de la pasada legislatura, pero finalmente no siguió su curso por la convocatoria de las elecciones generales. En aquella ocasión, el PP se abstuvo, pero ahora se ha decantado por el voto en contra junto con UPyD.

PSOE, Compromís y EU votaron a favor de la propuesta de Acció Cultural

Según el diputado del PP Ramón Moreno la norma obligaría a “destinar una gran cantidad de recursos” en un momento de crisis. Además, su objetivo es incompatible con la actual "escasez de espectro radioeléctrico", derivada de la reordenación de canales por el denominado dividendo digital.

La ILP, que fue promovida hace tres años por Acciò Cultural del País Valencià (ACPV) para que TV3 pudiera verse sin trabas administrativas en la Comunidad Valenciana, y a la que después se sumaron colectivos navarros que pedían ver el canal vasco ETB en su territorio, fue defendida ayer por el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, que apeló a derechos fundamentales como los de expresión e información, acusó a Francisco Camps de ser el responsable de que TV-3 no se vea en territorio valenciano, abogó por el “pluralismo” y confesó no poder entender “cómo se puede ver aquí Al Jazeera y no la televisión de una comunidad vecina”.

También el diputado valenciano Ricardo Sixto, de Esquerra Unida, apoyó la iniciativa y recordó: “Hace muchos años que por suscripción popular, Acció Cultural instaló repetidores para que los valencianos pudiésemos ver TV-3, y se pudiera garantizar nuestro derecho. Camps comenzó una guerra abierta contra estas emisiones, imponiendo multas desorbitadas a ACPV. Hoy lamentablemente ha seguido triunfando esta censura”.

Para Irene Lozano, de UPyD, la proposición perseguía "una colonización ideológica" a través de la televisión por parte de algunos Gobiernos autonómicos.

Los representantes de Compromís, ERC, Nafarroa Bai, PNV, CiU y Amaiur votaron a favor de la iniciativa. Los grupos minoritarios reprocharon al PSOE que la exvicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega bloqueara su tramitación en la pasada legislatura.

Acció Cultural del País Valencià lamentó en un comunicado el rechazo de la ILP y emplazó al presidente del Consell, Alberto Fabra, a “permitir la reapertura de los reemisores” de la señal de TV-3.

Más información