Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La zarzuela nunca muere

La Compañía Lírica Andaluza costea su propia producción para salvar la crisis

Actuación de la Compañía Lírica Andaluza. Ampliar foto
Actuación de la Compañía Lírica Andaluza.

La zarzuela es uno de los espectáculos que más está sufriendo los embates de la crisis. Al tratarse de producciones de gran formato, su elevado coste está llevando a las instituciones públicas a prescindir de ella en sus programaciones. Pero hay quien se resiste a la muerte del llamado género chico. La Compañía Lírica Andaluza reivindica ahora más que nunca la vigencia de la zarzuela y el sábado interpreta y produce en el Teatro Infanta Leonor de Jaén una de las obras más complejas y reconocidas: La verbena de la Paloma.

 “Esta zarzuela está viva porque reúne un buen número de estilos musicales, desde habaneras, seguidillas, concertantes y hasta una soleá”, explica Alberto Puig, presidente de la Compañía Lírica Andaluza, sobre el libreto de Ricardo de la Vega y música de Tomás Bretón que se estrenó en 1894. Aunque se trate de una de las producciones más castizas basada en el Madrid de finales del siglo XIX, Puig defiende sus valores actuales: “Es un auténtico teatro musical, pero con la indumentaria de músicos y actores en el contexto de otra época”.

Más de 70 personas (el 80% músicos y actores profesionales) se involucran en este montaje que llega a Jaén después de haberse estrenado en abril en el Teatro Alameda de Málaga. “Claro que es osado atreverse con espectáculos de gran formato en esta época de crisis, pero nuestro empeño es que no se pierda esta joya artística de la escena lírica nacional”, comenta el presidente de esta compañía semiprofesional que desde hace cinco años ha presentado sus espectáculos de zarzuela, lírica y ópera por toda Andalucía. En Jaén lo hacen sin subvención alguna y ellos mismos gestionan el teatro que les cede el Ayuntamiento.

Con la dirección escénica de Juan López Corpas, un músico que ha trabajado con Pasión Vega y con Mecano, y la musical de la pianista Cecilia Cuevas, la zarzuela cuenta con las sopranos Alfonsi Marín Gámez y Gema García, y los tenores Miguel Ángel Ruiz y el propio Alberto Puig. Dispone además de una orquesta y coro de la propia compañía, con 25 profesores y 30 cantantes, respectivamente. “Su riqueza musical, su original trama y el montaje escénico hacen de la zarzuela un monumento artístico y cultural y un espectáculo para todas las edades”, subraya Puig.