Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos denuncian el uso de longanizas con alfileres para matar perros

Un grupo de ciudadanos denuncia a la policía la colocación de cebos caninos en el barrio de Benicalap que al menos han ingerido dos animales

Un grupo de vecinos ha denunciado ante la Patrulla Verde de la Policía Local de Valencia la colocación de una veintena de longanizas con alfileres en una zona canina de un jardín del barrio valenciano de Benicalap con el objetivo de causar la muerte al máximo número de perros posible, según ha informado el cuerpo policial en un comunicado.

Los vecinos localizaron este jueves, día 26, una veintena de longanizas con alfileres --y todavía se desconoce si también escondían veneno-- distribuidas en la zona de esparcimiento canino del interior del jardín de la Plaza Joaquín Muñoz Peirats, en el barrio de Benicalap.

Según consta en la denuncia, "alguien depositó una veintena de longanizas de carne fresca con gran cantidad de alfileres al objeto de causar la muerte del máximo número de perros" posible.

Fueron los usuarios de la zona --propietarios de perros-- los que recogieron estos veinte cebos, y un mínimo de dos animales resultaron afectados, por lo que tuvieron recibir asistencia veterinaria urgente.

Por su parte, los agentes tomaron una muestra de los cebos, que fue remitida al Laboratorio de Ecotoxicología del Instituto de medicina Legal para su análisis. Asimismo, están realizando averiguaciones para tratar de localizar al autor de este hecho. Una vez se hayan concluido todas las actuaciones, se tramitarán las correspondientes diligencias judiciales dirigidas al juzgado de guardia y a la Fiscalía de Medio Ambiente.

Además, se ha comunicado a la Unidad de Distrito de la zona, que en colaboración con esta Unidad, vigilarán la zona, así como otros lugares donde los animales transitan.