Secretos de guardarropa

Miranda Makaroff, Mayte de la Iglesia, Fiona Ferrer, Ana García-Siñeriz. Cuatro mujeres y cuatro formas de entender la moda. ¿Cuáles son sus tiendas preferidas de Madrid? ¿Y cuáles son, para ellas, las cuatro prendas que no deberían faltar esta temporada?

La diseñadora Miranda Makaroff prueba zapatos en la tienda Pedro García.
La diseñadora Miranda Makaroff prueba zapatos en la tienda Pedro García.SAMUEL SÁNCHEZ

Miranda Makaroff, de 25 años, se quita sus botines de tacón y se calza unas sandalias de plataforma con lazo y brillantes, con la naturalidad de quien nunca ha estado a menos de 10 centímetros del suelo. Fiona Ferrer Leoni y Ana García-Siñeriz agradecen la tendencia que ha devuelto los zapatos Oxford a la primera línea de los escaparates. La modelo Mayte de la Iglesia, con su metro ochenta de altura, prefiere el zapato plano para no llamar (más todavía) la atención, y pone un definido límite al tacón: no más de siete centímetros.

Solo una prenda y una breve pincelada dicen mucho de estas cuatro mujeres. La osada autenticidad de Miranda, la personalidad resuelta y discreta de Mayte, el talante emprendedor de Fiona o las ganas de adentrarse en nuevos senderos de Ana. Asomarse a sus tiendas favoritas de Madrid es una forma de descubrir su carácter, sus proyectos y los rincones en los que buscan su estilo.

"La moda no existe solo en los vestidos. La moda está en el cielo, en la calle, la moda tiene que ver con las ideas, la forma en que vivimos, lo que está sucediendo", decía Gabrielle Coco Chanel. Una concepción amplia de la moda que comparten estas cuatro mujeres que, en su recorrido por sus comercios favoritos, incluyen tiendas de muebles o pastelerías. "Las tartas me parecen muy femeninas, pueden ser muy coquetas", señala Ana García-Siñeriz mientras se come (con los ojos) los pasteles de Mama Framboise: un delicado salón de té que acaba de abrir en la calle de Fernando VI.

Miranda Makaroff insiste en ubicar su primera parada en L.A. Studio, un gran bajo en el barrio de La Latina que sirve de refugio para los muebles de entre 1910 y 1970 y de decorado para las ensoñaciones de esta pinchadiscos, ilustradora, diseñadora y bloguera. Al ver su larga melena pelirroja rodeada de lámparas FASE y sofás de geometría recta es imposible no imaginársela como una Joan Holloway de este siglo.

La modelo y bloguera Mayte de la Iglesia cogiendo un bolso en Lotusse.
La modelo y bloguera Mayte de la Iglesia cogiendo un bolso en Lotusse.SAMUEL SÁNCHEZ

Fiona llega con pantalón pitillo, camisa de cuadros y enorme sonrisa. Tanto ella como Mayte eligen joyerías como parte de su itinerario. Una coincidencia... diametralmente opuesta. La primera escoge la firma Rabat por su variedad y su segunda línea "más divertida y juvenil", que mezcla en sus pulseras correas de cuero con calaveras de brillantes y símbolos jipis. La segunda opta por Bárcena porque sus piezas únicas del siglo XVIII, XIX y primera mitad del XX "nunca pasan de moda". Mayte de la Iglesia confiesa que es una recién llegada a la fascinación por las joyas. "A los 20 años no me interesaban para nada. Mis amigas, en París, se quedaban pegadas a los escaparates de la plaza Vêndome y no entendía esa atracción". Ahora es ella la que queda seducida por los metales nobles y los brillos que custodian los aparadores tras sus cristales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mayte prosigue su ruta hacia Raasta the Seed, un luminoso establecimiento en el callejón de Jorge Juan. Telas tejidas directamente por artesanos de la India o denim teñido de forma natural con la planta de Indigo distinguen la ropa del local, que este año apuesta por el mostaza y el coral, dos de los colores imprescindibles de este otoño. Su última iniciativa es incluir en la ropa un código con el que puedes conocer vía vídeo al costurero de la prenda, a su distribuidor e incluso subir una foto del cliente y cerrar el círculo

Actual modelo de pruebas de Ángel Schlesser y Loewe, el trabajo ha hecho de Mayte una maniática de los acabados. "Todo tiene que encajar perfectamente: la manga, la sisa, el cuello...". Su blog M.I.T Me (http://mitmebymayte.blogspot.com/) está dentro de las 20 bitácoras de moda más leídas en español. Una afición que empezó como ejercicio para una asignatura en 2008. "Al principio me emocionaba muchísimo con cada comentario", asegura De la Iglesia, que siempre lleva la cámara de fotos a cuestas para inmortalizar su día a día.

Una herramienta de expresión a medio camino entre la profesión y el pasatiempo que también ha enganchado a Fiona -http://blog.hola.com/fionaferrer- y a Miranda -http://hermanasmiranda.blogspot.com-.

La segunda parada con la hija de Lydia Delgado y Sergio Makaroff es en Benny Room. Allí encontramos los sueters de punto grueso de lana diseñados por Miranda y, en los escaparates, los maniquíes de madera troquelados que creó para presentar la colección. Entre las botas de agua Hunter que popularizó Kate Moss y parkas con capucha, nos cuenta que para la primavera-verano repite colaboración a base de camisetas y vestidos estampados con sus ilustraciones. Miranda sonríe, gesticula, entona, saluda a amigos en cada calle. Preguntada por la moda en España repite: "España es un cuadro", y lamenta que el público "conformista" constriña las ideas de los creadores. Defiende con el ejemplo el atrevimiento ante los prejuicios, la creatividad frente a los cánones y la ropa divertida en contraposición al uniforme.

Fiona Ferrer también respalda las prendas únicas, como las de Pez, un acogedor local que tiene casi en exclusiva la segunda línea del diseñador británico Matthew Williamson o los perfumes de Miller et Bertaux. "Antes viajabas y veías cosas diferentes, pero ahora en todas partes encuentras lo mismo", argumenta mientras se prueba una americana gris con coderas y se fija en un jersey gris con corazones de lentejuelas de Halston. La presentadora, empresaria y bloguera está a punto de sumar un sustantivo nuevo a la lista: escritora. Una novela que define de "teenager".

Ana García-Siñeriz ya se había estrenado como autora en 2010 con Esas mujeres rubias. Ahora se lanza al público infantil con Los mundos de Zoé, una versión renovada de los cinco que ilustra el catalán Jordi Labanda. Su hija Chloe, de 11 años, ya le ha dado el visto bueno. "También trato el mundo de la moda. El primer volumen es en París y aparecen personajes como Jean-Paul Gaultier, Anna Wintour [directora de Vogue-EE UU] y hasta Lady Gaga". Amante del cine, García-Siñeriz elige el vestuario de Audrey Hepburn en Dos en la carretera y, para llenar su armario, se decanta por NAC (Génova, 18), donde encuentra sus prendas todoterreno: todo tipo de ocasiones y muchas combinaciones.

Al final del día el balance es de media decena de bolsas, cerca de media docena de tiendas, una americana gris, un cinturón trenzado de color dorado, unas sandalias de tacón y unos mocasines en marrón envejecido de estilo masculino.

Sus consejos prácticos se alejan de los tópicos sensibleros y recomiendan, ante todo, vestir aquello que te favorece aunque no esté de moda, jugar con los complementos, invertir en alguna prenda especial con múltiples combinaciones y personalizar las tendencias mezclándolas con el criterio personal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS