Cuando el malestar social ocupa las gradas del campo de fútbol

De Casablanca a Argel, pasando por Túnez, los estadios del Norte de África son más que nunca variopintos lugares de protesta para una juventud preocupada por su futuro