Doña Ivonete y su vecina acarrean los cocos en la cabeza.

La última cascanueces

Durante siglos, las 'quebradeiras' de cocos brasileñas han vivido en armonía con la selva amazónica. Su forma de vida está protegida por la ley, pero desde que Jair Bolsonaro fue elegido presidente ya nada la garantiza

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada