_
_
_
_

El Congreso colombiano aprueba la prohibición de las corridas de toros

El proyecto deberá ir a conciliación entre el Senado y la Cámara de Representantes, y ser sancionado por el presidente Petro

Pedro Suárez Vaca y Alirio Uribe festejan la aprobación de la ley para la prohibición de la tauromaquia, este martes.
Pedro Suárez Vaca y Alirio Uribe festejan la aprobación de la ley para la prohibición de la tauromaquia, este martes.Cámara de representantes

La Cámara de Representantes de Colombia ha aprobado este martes la prohibición de las corridas de toros. En un recinto a medio llenar, hubo 93 votos a favor y 2 en contra —de un total de 188 miembros—. Ahora, el proyecto deberá pasar a una conciliación entre el texto aprobado este martes y el que definió anteriormente el Senado, para luego ser sancionado por el presidente Gustavo Petro, uno de sus defensores. Lo más probable es que no haya contratiempos —son inusuales los hundimientos en la conciliación— y que Colombia salga así del reducido grupo de ocho países en el mundo que aún hoy permiten las corridas de toros.

La prohibición de las corridas entrará en vigencia tres años después de la aprobación del proyecto, en 2027. El objetivo es que haya un periodo de transición en el que las plazas de toros de todo el país se conviertan en escenarios de conciertos, obras de teatro, campeonatos de ajedrez y ferias de emprendimientos. “La presente ley tiene por objeto aportar en una transformación cultural que se fundamente en el reconocimiento y respeto por la vida animal, y que contribuya al logro de la paz total”, se lee en la ponencia que presentó el representante Alejandro García, de la Alianza Verde, y que se basa en el proyecto de la senadora Esperanza Hernández, del Pacto Histórico.

García recordó tras la aprobación que la iniciativa atravesó varios obstáculos en los últimos meses. “Sabíamos que no sería fácil. Pero nunca nos imaginamos que fuera tan difícil. Este proyecto se ha caído 14 veces y ahora está cerca de ser ley”, dijo el risaraldense. Asimismo, hizo un llamado a los taurinos para que participen de la reconversión de las plazas de toros a espacios culturales. “A las ciudades, Manizales y Cali, les digo: esto es una oportunidad para que estos espacios subutilizados (una semana al año) puedan ser lugares realmente de cultura, arte y deporte”, remarcó. “Al país le decimos que se prioriza el bienestar animal, y al mundo le decimos que Colombia está en un proceso de reconversión cultural”.

Otro de los promotores del proyecto, Juan Carlos Losada (Partido Liberal), también enfatizó que fueron “10 años de lucha”. “Lo que hay aquí hoy es un país que dice que no hay ninguna forma de tortura que pueda considerarse cultura en este mundo. Colombia le da ejemplo al mundo entero porque nos volvemos una sociedad cada vez menos violenta y cada vez más civilizada”, declaró el bogotano tras la votación. “La tortura no se regula, sino que se prohíbe”, agregó. Minutos después, los congresistas estallaron en cánticos celebratorios. “No más olé”, exclamaban, en referencia a las expresiones que se utilizan en la tauromaquia para animar a los toreros.

Los representantes que se retiraron del recinto para no votar la iniciativa pertenecen mayormente al Centro Democrático y Cambio Radical, ambos de orientación derechista y opositores al Gobierno. El congresista Christian Garcés, que aspira a que la Corte Constitucional tumbe el texto aprobado, insistió hasta último minuto con un proyecto alternativo para regular las corridas de toros y reducir el maltrato animal —sin eliminar las muertes—. “No se puede simplemente prohibir porque aquí se generan empleos”, declaró durante la sesión. Por su parte, Ana María Monsalve, representante por las comunidades afrocolombianas, pidió la palabra tras la votación y señaló que “cientos de niños y niñas” se verán afectados porque sus padres se quedarán sin sustento. “Hoy dejan sin trabajo a miles de personas que ni siquiera han identificado”, aseguró.

Victoria para el presidente

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

Petro había prometido en campaña que pondría fin a los espectáculos que involucren prácticas de maltrato animal, como hizo en Bogotá cuando fue alcalde (2012-2015). “No permitiremos el uso de escenarios ni recursos públicos para estos fines”, dijo en varias ocasiones antes de ser elegido como el primer presidente de izquierdas en décadas. Ya en el poder, Petro reiteró su deseo de acabar con las corridas. “Les solicito a las alcaldías no autorizar más espectáculos con la muerte de personas o animales”, escribió tras el desplome hace dos años de una tribuna en la plaza de El Espinal que dejó cuatro muertos y más de 200 heridos.

Este martes, el Gobierno festejó la victoria en el Congreso. El ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, celebró en el recinto y comentó a la salida que la decisión “es un salto a la modernidad”. “Reconozcámosle a la Cámara el interpretar una nueva cultura, una nueva visión de lo que tiene que ser el país. Es entender que había una tradición que jugaba con el dolor de seres sintientes, de los animales”, declaró en Caracol Radio. Petro, por su parte, se pronunció a través de X. “Felicitaciones a quienes por fin lograron que la muerte no sea un espectáculo. Quienes se divierten con la muerte de los animales terminarán divirtiéndose con la muerte de seres humanos”, apuntó.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y aquí al canal en WhatsApp, y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_