_
_
_
_

Petro escoge al ingeniero y militante de izquierda Omar Andrés Camacho como nuevo ministro de Minas y Energía

El nuevo titular de la cartera fue asesor de la ministra saliente, Irene Vélez. Ahora será responsable de la transición energética que quiere emprender el presidente colombiano

Camila Osorio
Omar Andrés Camacho Morales
Omar Andrés Camacho Morales, en una imagen difundida en redes sociales.

El presidente Gustavo Petro ha escogido al reemplazo de Irene Vélez, la exministra de Minas y Energía y quien lideró hasta la semana pasada la propuesta de transición energética del mandatario. El nuevo líder de esa tarea es Omar Andrés Camacho Morales, un ingeniero de 42 años con experiencia laboral en energías renovables y con una trayectoria de militancia en la izquierda, quien fue asesor de Vélez en su año a cargo del sector. A principios de junio se esperaba que él fuera designado como el director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, la entidad encargada de administrar todos los contratos petroleros del país; con la salida de la exministra, entra ahora a ser parte central del gabinete. Camacho públicamente ha defendido el proyecto del presidente por descarbonizar la economía y apostarle a las energías limpias como la solar o la eólica. La noticia ha sido anunciada por la periodista María Jimena Duzán, directora del podcast A Fondo y columnista de EL PAíS, y confirmada a este medio directamente desde la Presidencia de la República.

Vélez fue criticada desde su primer día por venir de la filosofía y del activismo. Aunque Camacho Morales tiene trayectoria política, es un doctor en ingeniería en la Universidad Distrital de Bogotá Francisco José de Caldas, donde también cursó su licenciatura y donde ha sido docente. Además, cuenta con una maestría en administración de energías renovables del Instituto Tecnológico de Monterrey, México, de acuerdo a su hoja de vida. Durante ocho años, de 2011 a 2019, trabajó para BRP Ingenieros, una empresa bogotana de consultoría energética y propuestas de energía renovable al sector público y privado. Es decir, viene de un sector de la ingeniería que podría alinearse especialmente con la apuesta por el cambio de la matriz energética a una menos dependiente en los hidrocarburos.

Como Vélez, Camacho viene del epicentro de la izquierda. Del 2019 al 2022 trabajó en la Unidad de Trabajo Legislativo de la senadora Maria José Pizarro, del Pacto Histórico, entonces representante a la Cámara por Bogotá y una de las congresistas más cercanas al presidente Gustavo Petro, e incluso fue el coordinador de ese equipo de asesores legislativos.

También fue dirigente estudiantil hasta llegar a ser secretario general de la Federación de Estudiantes Universitarios de Colombia (FEU, una organización alineada a la izquierda), y a inicios del milenio fue miembro del movimiento Marcha Patriótica—que buscaba ser una plataforma política para la extinta guerrilla de las FARC y que lideró la senadora, cercana al chavismo, Piedad Córdoba. En ese entonces, de acuerdo al Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, Camacho fue objeto de seguimientos sospechosos por su militancia en Marcha Patriótica, algo que sufrieron muchos otros miembros del movimiento. En 2018 fue candidato al legislativo con el partido que surgió de las extintas FARC tras el Acuerdo de Paz, Comunes, pero no quedó elegido. Y en las elecciones de 2022, de acuerdo a sus redes sociales, fue un activista del movimiento petrista Pacto Histórico.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

De acuerdo a su perfil en la página Congreso Visible, también hizo parte de un comité para revocar al alcalde de derecha Enrique Peñalosa, quien a su vez ha sido uno de los primeros en salir a criticar el nombramiento del nuevo ministro de Minas y Energía. “¡Qué pequeños! A la altura del gobierno del que hacen parte”, dijo Peñalosa.

La exministra Vélez salió del gabinete la semana pasada después de que hubiera acusaciones en su contra de utilizar su cargo para beneficiar a su familia, pero siempre mantuvo el respaldo de Gustavo Petro cuando se le criticaba por el camino a trazar para la transición energética. Con el nuevo ministro, otro duro abanderado de la política del mandatario por descarbonizar la economía, el presidente envía la señal clara: puede haber cambiado la cara del ministerio, pero no el objetivo de este en su gobierno.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Camila Osorio
Corresponsal de cultura en EL PAÍS América y escribe desde Bogotá. Ha trabajado en el diario 'La Silla Vacía' (Bogotá) y la revista 'The New Yorker', y ha sido freelancer en Colombia, Sudáfrica y Estados Unidos.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_