_
_
_
_

La madre de los niños rescatados de la selva en Colombia estuvo cuatro días viva

Manuel Ranoque, padre de los menores, da detalles de los relatos que hacen sus hijos de los 40 días que estuvieron perdidos. Denuncia también amenazas de las disidencias de las FARC

Manuel Ranoque, el domingo, a su llegada al hospital militar de Bogotá.Foto: RAUL ARBOLEDA (AFP) | Vídeo: REUTERS

Magdalena Mucutuy, la madre de los cuatro niños que estuvieron más de un mes perdidos en la selva amazónica de Colombia, permaneció cuatro días viva tras el accidente de avión que sufrieron el 1 de mayo y que dejó a sus hijos internados en esa zona inhóspita del país. Así lo indicó el padre de los menores, Manuel Ranoque, quien compartió el domingo algunos detalles de los relatos que le han hecho sus hijos del tiempo que pasaron mientras figuraban como desaparecidos.

En las inmediaciones del Hospital Militar, en Bogotá, donde permanecen ingresados los niños, Ranoque dijo: “Lesly [la mayor de los cuatro menores] lo único que me aclara es que la mamá estuvo cuatro días viva. Antes de morir, la mamá les dice: ‘Váyanse, que ustedes van a mirar quién es su papá, quien sí sabe qué es amor de papá, como se los demostré a ustedes”. Los cadáveres de Magdalena Mucutuy y de los otros dos adultos que viajaban fueron encontrados a mediados de mayo, cuando también fueron hallados los restos de la avioneta siniestrada.

En sus declaraciones, Ranoque reiteró la confianza que siempre tuvo en la selva, a la que considera una entidad con vida propia. “Creemos mucho en la selva, que es nuestra madre. Por eso yo siempre tenía fe y decía: ‘A mí la selva y la naturaleza nunca me han traicionado”, aseguró. Esa concepción coincide con la de Luis Acosta, coordinador nacional de la Guardia Indígena, quien afirmó en una entrevista que la selva fue quien entregó a los niños, y resaltó el trabajo mancomunado del Ejército con los indígenas que llevó a encontrarlos.

Fidencio Valencia, abuelo de los menores, describió por su parte el estado físico en el que se encuentran, dos días después de su rescate: “Están muy acabaditos, tienen sus heriditas, tienen sus golpecitos [...], salieron con enfermedades de la selva [...], pero están bien, en buenas manos”. A pesar de la fragilidad con la que se encuentran, los niños no corren peligro y siguen un tratamiento que incluye dieta blanda, atención psicológica y cuidados tradicionales de los pueblos indígenas. El sábado, el presidente Gustavo Petro los visitó y dijo que estaban en condiciones “aceptables”.

“El frente Carolina Ramírez me está buscando para matarme”

En su declaración a la prensa, Ranoque, gobernador de la comunidad uitoto Los Monos, también ha denunciado que es blanco de amenazas del frente Carolina Ramírez, de las disidencias de las FARC. “El frente Carolina Ramírez me está buscando para matarme. Tengo amenazas porque para ellos soy un objetivo. Yo sé que esas personas descaradas primero que todo pueden comenzar a presionarme con mis hijos, y eso nunca lo voy a permitir”.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

Además, Ranoque asegura tener audios que prueban esas intimidaciones y tiene claro el motivo detrás de las amenazas: “Ellos tienen interés económico y mientras uno no se acoja a lo que ellos digan, es un enemigo para ellos. Me van a buscar directamente aquí, van a mandar a una persona directamente aquí”. También aprovechó para mencionar la necesidad de “una vivienda digna” para él y para los niños: “Necesito garantizarles el estudio a mis hijos. Necesito la seguridad de mi vida y la de mis hijos”.

Por otra parte, expresó el malestar que le ocasionaron el sábado las visitas en el Hospital Militar y la posterior publicación de imágenes de los menores en redes sociales. “Estoy en desacuerdo con eso. ¿Cómo van a coger a mis hijos como objetos de burla, si yo que soy el papá no lo estoy haciendo… para que otras personas que están totalmente bien aquí, comiendo y durmiendo bien, se vayan allá, los dejen ingresar, saquen fotos de mis hijos, las rieguen en redes sociales? Eso es injusto. Espero que Dios los perdone”, dijo.

Finalmente, Ranoque lamentó la ausencia de ayudas durante el tiempo que duró la búsqueda de los niños, y afirmó que varias personas que participaron en la operación ahora le piden dinero a él porque piensan que las autoridades le han dado algo. Por eso hizo una exigencia y una petición a Petro: “Presidente, respete nuestros principios como pueblo indígena. Espero que indemnice a todos los compañeros que estuvieron en la búsqueda. La verdad, yo no tengo ni un solo recurso para siquiera darles un tinto a mis compañeros”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_