_
_
_
_

El ELN acusa a Petro de generar una crisis en la mesa de diálogos

La guerrilla dice que el Gobierno actuó de forma unilateral al anunciar un cese al fuego y generó una crisis al no respetar los procedimientos acordados en Caracas

Dos representantes del ELN, Aureliano Carbonell y Pablo Beltrán, al finalizar el primer ciclo de negociaciones en Caracas a finales de Noviembre del 2022.
Dos representantes del ELN, Aureliano Carbonell y Pablo Beltrán, al finalizar el primer ciclo de negociaciones en Caracas a finales de Noviembre del 2022.Matias Delacroix (Bloomberg)
Camila Osorio

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

La relación entre el ELN y el Gobierno de Gustavo Petro pasa por un momento de crisis, asegura la antigua guerrilla. En un nuevo comunicado, el comando central del ELN rechaza que el presidente anunciara en su cuenta de Twitter, el 31 de diciembre, que se había acordado un cese al fuego bilateral a partir del primer día de enero. El ELN salió tres días después a desmentir que existiera ese pacto. En este nuevo comunicado añaden que el trino del presidente, y el decreto que iba a oficializar el supuesto cese bilateral, puso a la mesa de negociación en crisis. Eso, a pesar de que el alto comisionado para la Paz asegura a EL PAÍS que no existe tal crisis.

“Como el gobierno no cumple con los procesos de discusión de la Mesa y toma medidas unilaterales y las hace públicas, estos procedimientos ponen en crisis el desarrollo de la Mesa”, dice el comunicado de esta guerrilla. Aclaran que aún quieren avanzar hacia el segundo ciclo de la negociación, que ocurrirá en Caracas, pero consideran que antes “se hace necesario tratar los últimos acontecimientos, para tomar los correctivos que garanticen la superación de esta crisis”.

Entre esos correctivos, el ELN añade que ya se había acordado conformar un equipo de comunicaciones que se dedique únicamente a divulgar las declaraciones conjuntas sobre los diálogos. “Invitamos a todos los medios de comunicación a mantener la veracidad y la imparcialidad”, dice el comunicado, pidiendo informar sobre la negociación siguiendo lo que salga de ese equipo de comunicaciones. “Si se pretende imponer medidas unilaterales y más guerra, se genera incertidumbre e inestabilidad, profundizando la crisis que vivimos”, termina el comunicado criticando, de nuevo, el trino del presidente Petro.

El comunicado se publica un día después de que el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda, dijera a EL PAÍS que las negociaciones con esta guerrilla nunca estuvieron en riesgo por esos hechos. “Para nada estuvo en riesgo. Pareció una hecatombe y no lo fue”, dijo Rueda. “No hay ninguna crisis, ni se acabó el proceso”, añadió. El ELN, que primero desmintió al presidente con respecto al cese bilateral, ahora desmiente al alto comisionado con respecto a la crisis.

Rueda explica a EL PAÍS que presidencia propuso el cese bilateral porque el ELN había pedido en otro comunicado que se “obrara en consecuencia”: un mensaje que le hizo pensar al gobierno que, del corto cese al fuego unilateral anunciado por el ELN para las fiestas navideñas, lo mejor era configurar uno bilateral. Sin embargo, el ELN dijo que no hay decisión del cese al fuego que se configure fuera de la mesa de negociación. “Dijeron que su decisión es que todo se hace en la mesa; decimos listo, se respeta”, explicó Rueda. “Todo es un aprendizaje”.

La petición de “obrar en consecuencia” fue la misma explicación que dio al país el ministro del Interior, Alfonso Prada, sobre por qué anunciaron un cese al fuego bilateral sin haberlo negociado en Caracas. Luego dijo que ya no se firmaría ningún decreto anunciando un cese al fuego bilateral. “Después de evaluar los hechos de las últimas 48 horas y de los últimos 50 años reconocemos que estos procesos tienen un altísimo grado de complejidad, que debemos ir con mucha cautela, prudencia y precaución”, dijo Prada en rueda de prensa aceptando que el Gobierno se precipitó en anunciar el cese al fuego bilateral.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

Los diálogos con el ELN se reanudarán el 21 de enero en Caracas, en lo que Rueda ha llamado un “preciclo”. Se espera que el primer punto en la mesa sea la posibilidad del cese al fuego bilateral, o al menos, la solución a la crisis que generó el trino del presidente Petro. Aunque hasta ahora ha habido una buena predisposición tanto del Gobierno como del ELN, la primera crisis dejó demostró que presidencia quisiera que los diálogos avanzaran más rápido de lo que está dispuesta la guerrilla.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Sobre la firma

Camila Osorio
Corresponsal de cultura en EL PAÍS América y escribe desde Bogotá. Ha trabajado en el diario 'La Silla Vacía' (Bogotá) y la revista 'The New Yorker', y ha sido freelancer en Colombia, Sudáfrica y Estados Unidos.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_