La llave del arte está en un peón

El neerlandés Jorden Van Foreest liga varios temas estratégicos y tácticos con virtuosismo para redondear una victoria tan bella como modélica

Una de las claves para ser un buen jugador de ajedrez es la capacidad para reconocer muchos patrones distintos, tácticos y estratégicos. Desde ese punto de vista, la partida de este vídeo es, además de bellísima, un lujo. Un sacrificio de peón a cambio de mejor desarrollo, iniciativa y apertura de líneas se convierte en una cuña central que divide en dos la posición del rival, lo que impide la buena comunicación defensiva entre ambos flancos. Y a partir de ese logro estratégico nace la obra de arte táctico, que combina el dominio de la diagonal b1-h7 con la columna semiabierta h. El resultado es una obra inmortal.

Jorden Van Foreest (Utrecht, 1999), sorprendente ganador del torneo Tata (el Roland Garros del ajedrez) de 2021 en Wijk aan Zee (Países Bajos) es el miembro más destacado de una familia neerlandesa identificada con el ajedrez desde hace varias generaciones. Tiene cinco hermanos que aparecen en la lista Elo internacional. Uno de ellos, Lucas, también es gran maestro. Y otra, Machteld, ha tenido grandes éxitos en torneos infantiles.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS