Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival de Coachella marca tendencia (y esto no va de música)

Uno de los eventos musicales más conocidos internacionalmente es también un gran escenario de 'street style' y un filón para las marcas

Coachella
La modelo Alessandra Ambrosio en el Festival de Coachella de 2015.

Pantalones cortos, camiseta estilo boho y una corona de flores —o sombrero, en su defecto—. Así es el uniforme para los festivales de música, del que se puede decir que ya es todo un clásico. Este viernes comienza en Indio (California) el que probablemente sea el evento más famoso y multitudinario de esta localidad de 76.000 habitantes: el Festival de Coachella (su nombre oficial es Festival de Música y Artes de Coachella Valley), y sus asistentas —sí, esto va sobre todo de mujeres— ya se frotan las manos imaginándose en una de esas galerías fotográficas que llevan por título "los mejores conjuntos de Coachella", traducido en cientos de idiomas. 

Coachella es un festival de música, y conviene recordarlo de vez en cuando. Gracias a (o por culpa de) los cientos de blogueros, influencers y, sobre todo, famosas que llevan años dejándose caer por allí, el evento se ha convertido en un evento musical idealizado. Lo que de verdad importa allí, incluso por encima de Lady Gaga cantando en el escenario, es el postureo. Palabra millennial que viene a explicar todas esas cosas que uno hace por aparentar, como maquillarte, peinarte y vestirte solo y exclusivamente para una foto. 

Coachella, sin embargo, no difiere de otros festivales en lo más básico: suelo polvoriento, urinarios portátiles y largas horas rodeado, y agobiado, por una multitud. No es una pasarela ni una gala ni una fiesta. A primera vista, sería mucho más práctico llevar unas playeras, un pantalón vaquero, una camiseta cualquiera y una coleta. Entonces, ¿por qué se decantan por ropa blanca, melenas trabajadas y botas de tacón? Por postureo, la comodidad es lo de menos. 

New YouTube Video! Watch how I create this easy & fun #Coachella inspired look! ✨Link in my bio! ✨

Una publicación compartida de Liane V (@lianev) el

Las marcas de moda han visto un filón y lo explotan para que, si no tienes la suerte de acudir a Coachella, puedas lucir en el FIB o en el Primavera Sound como las tops Alessandra Ambrosio y Kendal Jenner en el festival de California. O para que, al menos, puedas intentarlo. 

La sueca H&M lanzó en febrero H&M loves Coachella, una línea de prendas con eso que ellos mismos denominan "el espíritu festivalero" y con el apoyo de la organización del festival. Como el boom de los festivales estalló hace ya una década, según explica Katy Lema, autora del blog de EL PAÍS Miss Festivales, las marcas necesitan renovarse o morir y, además de lo de siempre, incluyen las tendencias del momento. En este caso, un chocker de gasa y unas gafas con cristales rosas —que más que una novedad, son un revival—.

Yesterday's sunset! Round 2 let's do it #coachella #palmssprings

Una publicación compartida de Sara Sampaio (@sarasampaio) el

Las firmas de moda no quieren perderse este evento de ninguna de las maneras. Y si no es sacando colección con la excusa de Coachella, lo es patrocinando el festival u organizando alguna exclusiva pool party —Guess, Lacoste, Revolve Clothing y Shopstyle ya lo han hecho— a las que también asisten blogueras como Chiara Ferragni, Camille, Aimee, Kristina o Jules.  

Formar parte de uno de los grandes eventos musicales de Estados Unidos es emocionante; saber que existe la posibilidad de cruzarte con famosas modelos, actrices y blogueras hace las delicias de miles de jóvenes. Si vais (a Coachella o a cualquier otro festival) no os olvidéis de meter en la mochila unos pantalones cortos, unas botas camperas, un top de ganchillo, un kimono de encaje y una llamativa corona de flores. Y un bonus track: medias de rejilla, que son tendencia este 2017. 

Más información