Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El boicot contra Ivanka Trump que México nunca realizó

El Palacio de Hierro retiró en 2015 la marca de la hija del presidente de Estados Unidos por una cuestión de ventas. "Nunca hubo una intención política", alega la compañía mexicana

Ivanka Trump y su esposo, Jared Kushner, durante el Freedom Ball, en Washington, el pasado 20 de enero. AP

La marca de la hija del presidente de Estados Unidos, Ivanka Trump, no es fácil de encontrar en México. Pero no se trata de un boicot, según aclaran desde uno de los almacenes más importantes del país, El Palacio de Hierro, o incluso desde la sucursal mexicana de Saks of Fifth Avenue —que sí oferta sus productos en Estados Unidos—, sino a motivos comerciales. Pese a los insistentes llamamientos para no comprar cualquier artículo relacionado con esta familia desde octubre del año pasado, parece que en México la firma Trump dejó de tener éxito desde hace tiempo.

Ante la polémica desatada este miércoles sobre si El Palacio de Hierro había retirado las prendas de la hija mayor de Donald Trump como respuesta a los ataques que le ha asestado a México, la compañía ha precisado a este diario que no se debe a una razón política. Seis de las 13 tiendas que hay en el país ofrecieron solo durante un año los zapatos de la marca. Esto fue en 2015 y en ese mismo año finalizaron la importación de nuevos productos. Desde la empresa añaden que algunos se siguieron vendiendo hasta la temporada de primavera de 2016, "porque seguían en stock". Ahora no hay rastro en su web de nada que lleve el apellido Trump.

A principios de este mes, la firma Nordstorm anunció el fin de las relaciones que mantenía con la marca de Ivanka, en parte por el desplome de sus ventas. Ante esto, el nuevo presidente convirtió la decisión empresarial en algo personal a través de un tuit. "Mi hija Ivanka ha sido tratada injustamente por Nordstrom. Ella es una gran persona, siempre me presiona para que haga lo correcto. ¡Es terrible!", agregó en su cuenta personal.

La decisión de Nordstorm llegó en medio de una llamada popular a boicotear a las tiendas que venden los productos de Trump. Shannon Coulter, quien lanzó la campaña #GrabYourWallet (toma tu cartera) el pasado otoño, había presionado duramente a la compañía durante los dos últimos meses. Además, la página web publica actualmente una lista de comercios que ofrecen los productos de los Trump para que los estadounidenses los eviten: como Zappos, Lord & Taylor o Amazon.

La sucursal mexicana de Saks of Fifth Avenue, uno de los establecimientos que sí vende las prendas de Ivanka en sus tiendas de Estados Unidos, ha explicado a este diario que desde que abrieran en México, no han vendido un artículo de la firma. La franquicia, adquirida por Carlos Slim en México —que oferta marcas como Alexander McQueen, Jimmy Choo o Manolo Blahnik— alega también que no se ofrece por una cuestión comercial, no política.

Los precios de los zapatos de Ivanka que se vendían en El Palacio de Hierro rondaban los 2.150 pesos (unos 100 dólares), según señalan desde la compañía. No se trataba de un artículo de lujo, pero sí destinado a una minoría de clase media alta, teniendo en cuenta que en México el salario mínimo es de 80 pesos al día, cuatro dólares. La empresa no ha querido ofrecer información sobre las ventas de la marca en México.

En 2015, el año en el que se retiraron los productos de El Palacio de Hierro, Donald Trump llamaba por primera vez "violadores y "criminales" a los mexicanos. En ese momento su hija vendía zapatos en uno de los almacenes más importantes del país. Y, aunque a muchos les hubiera gustado pensar que la compañía mexicana, propiedad del millonario Alberto Baillères, le estaba lanzando un duro mensaje al magnate del norte, no fue así. A los mexicanos no les fascinó la marca de Ivanka, independientemente de su padre. 

Más información