Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Björk también denuncia haber sufrido el sexismo como artista

Como Madonna, la islandesa habla de la discriminación que ha padecido por ser mujer en una carta abierta en la que responsabiliza a los medios de comunicación

Björk. Ampliar foto
Björk. Red Bull Music Academy

Una carta en su perfil de Facebook ha sido el cauce elegido por Björk para denunciar que las artistas femeninas sufren sexismo en el modo en que su trabajo y actuaciones son recibidos. En esta declaración, que la islandesa dirige a los medios de comunicación, acusa a los periodistas de haberle dedicado malas críticas en dos de sus discos y hacia sus trabajos como DJ por el mero hecho de ser mujer. Björk ha explotado después de leer los comentarios sobre la sesión que pinchó recientemente en un festival en Houston (Estados Unidos), en los que se decía “que se escondía detrás de los ordenadores y que no actuaba”. Reconoce que lleva menos de un año pinchando en público y que se tiene que acostumbrar, pero según ella los medios no valoran igual a sus compañeros masculinos. “Creo que esto es sexismo”, afirma. “A las mujeres en la música se les permite ser intérpretes o autoras que cantan sobre sus novios. Si cambian el tema a los átomos, las galaxias, el activismo, ritmos de matemática nerd, o todo lo que no sea cantar sobre sus amores, son criticadas. Los periodistas creen que falta algo, como si nuestra única jerga fuese emocional”, continúa la carta.

 

Björk con su famoso vestido cisne. ampliar foto
Björk con su famoso vestido cisne. Getty Images

Björk explica después que Volta y Biophilia, dos de sus últimos discos, fueron escritos “consciente del hecho de que no trataban temas sobre los que suelen escribir las mujeres”, y que no fue hasta Vulnicura, que trata sobre el desamor, cuando los críticos volvieron a apoyarla. “Se permite a los hombres tocar todos los temas, ser graciosos, nerds musicales que se pierden esculpiendo paisajes sonoros, pero no a las mujeres. Si no nos abrimos el pecho en canal y sangramos por los hombres y los niños de nuestras vidas estamos engañando al público”.

No es la primera vez que la islandesa arremete contra el presunto machismo en el mundo de la música. En una entrevista coincidiendo con el lanzamiento de su último trabajo proclamó que ella es la principal responsable de todas sus creaciones como autora y productora, pero siempre se la cuestiona en esta faceta y se destaca a los colaboradores que aparecen en sus álbumes como si fuesen ellos los que hacen la mayor parte del trabajo. Algo que según su opinión no le sucede a otros artistas masculinos aunque en sus discos incluyan una decena de productores diferentes. Con esta carta en Facebook Björk se suma a las reivindicaciones de otras artistas como Madonna, que hace un par de semanas dio un discurso en la gala de los premios Billboard en el que denunciaba haber sufrido un sexismo flagrante los 34 años que llevaba de carrera. Un discurso que tuvo una repercusión enorme en los medios y en las redes sociales.

Björk en concierto en Londres el pasado septiembre. ampliar foto
Björk en concierto en Londres el pasado septiembre. Getty Images

La carta termina explicando que Björk espera con su próximo trabajo “un nuevo cambio de vestuario para abandonar este rol”, en referencia al de dolor por la ruptura de su matrimonio que monopolizó su último disco. La islandesa recuerda que en cualquier documental de María Callas se habla de Onassis pero en los documentales sobre artistas masculinos apenas se habla de las mujeres que les conquistaron o rompieron sus corazones. Y finalmente concluye así: “¡Hagamos que 2017 sea el año en que culminemos la transformación! ¡El derecho a la variedad para todas las chicas que están ahí fuera!

 

Más información