Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel Preysler: “Mario me pidió este verano que me casara con él”

La pareja asegura que el día que lo haga será una boda sencilla y secreta. Aún no tienen fecha

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, en la pasada entrega de los premios Goya.
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, en la pasada entrega de los premios Goya. Cordon press

Tras meses desaparecida del foco mediático Isabel Preysler reapareció el martes por la noche en Madrid, en una cena organizada por la joyería de Rabat —firma para la que trabaja—. Habló de sus viajes por medio mundo acompañando a Mario Vargas Llosa y también de sus planes de futuro. La reina de la prensa del corazón volvió a contar que Vargas Llosa le ha pedido matrimonio: "Mario me ha pedido que me case con él pero todavía no le he respondido". Esta es la segunda vez que ella habla de este tema, en junio de este año reveló la exclusiva a ¡Hola! En esta ocasión Preysler desveló que la petición se produjo el pasado verano en una tarde "muy especial". No quiere decir que la socialité no esté decidida a dar el paso. Lo que señala es que no tiene "ninguna prisa". Por eso añadió: "No tenemos todavía fecha".

Preysler se casó en 1971 con el cantante Julio Iglesias en Illescas (Toledo) en una boda multitudinaria, justo lo que no quiere que se vuelva a repetir. Cuando contrajo matrimonio con el marqués de Griñón Carlos Falcó (1980) y luego con el que fuera ministro de Economía y Hacienda Miguel Boyer (1988) lo hizo de manera muy sencilla. "Quiero que mi boda sea una sorpresa y algo sencillo", ha señalado Preysler.

Isabel Preysler, en una cena organizada por la joyería Rabat, en Madrid.
Isabel Preysler, en una cena organizada por la joyería Rabat, en Madrid. Getty Images

Para comparecer de nuevo ante la prensa, la filipina de 65 años, se vistió de blanco y se adornó con brillantes. Justo ese color será el que no llevará el día de su boda.

También se deshace en halagos con su pareja. "Mario es un 10, de verdad. Me produce un verdadero placer escucharle hablar. Tengo muchas cartas de amor que me ha escrito que son realmente maravillosas", ha dicho en alguna ocasión.

En una entrevista a EL PAÍS, Vargas Llosa habló de su relación con Isabel Preysler y del boom mediático que estaba viviendo al salir con la llamada reina de la prensa del corazón. "Sabía que con esta nueva relación habría cierta repercusión de tipo periodístico, pero nunca en la vida imaginé que tendría esa repercusión continental, que hubiera semejante especulación periodística en torno. Tanto para Isabel [Preysler] como para mí ha sido muy, muy pesada en estos últimos meses. Bueno, es una realidad de nuestro tiempo, me ha permitido conocer un poco mejor un oficio que es el mío también".

Desde mayo pasado el premio Nobel de Literatura (2010) ya es un hombre divorciado. Lo es a efectos de la ley española, donde el escritor y su exesposa Patricia Llosa acordaron iniciar los trámites legales para acabar con un matrimonio que se celebró en 1965. Hace año y medio que el escritor hizo oficial su relación con Isabel Preysler.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, a las afueras del Teatro Real en Madrid.
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, a las afueras del Teatro Real en Madrid. cordon press