Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué se celebra hoy el día del padre?

En España, la festividad coincide con San José. ¿Sabes por qué?

Cartel de Tío Pepe en la Puerta del Sol.
Cartel de Tío Pepe en la Puerta del Sol.

Hoy se celebra el día del padre en España y en otros países como Italia, Portugal o Croacia, fiesta que coincide con el santo de los Josés y Josefas. Pero no en todo el mundo, ni siquiera en todas las comunidades autónomas españolas, se festeja igual. Te explicamos de dónde viene esta costumbre y el origen del nombre más común entre los españoles y sus variaciones locales.

El origen del nombre José

La tradición católica distingue dos orígenes. Por un lado, José de Nazaret, esposo de María y padre terrenal de Jesús. De condición humilde, oficio de artesano, carpintero como su hijo, aunque la Biblia lo vincula a la estirpe del rey David, segundo monarca de los hebreos. Al lado de su nombre siempre aparecen las siglas P.P. correspondientes a pater putativus (padre putativo). Un acrónimo que ha pasado a formar parte de la cultura popular de países con herencia católica como España y se ha establecido para mucho como el origen del hipocorístico (apelativo cariñoso) Pepe.

José, undécimo hijo de Jacob, fundador de una de las 12 tribus de Israel, es el segundo referente católico. El nombre aparece por primera vez en el Génesis 30, 22-24

Entonces se acordó Dios de Raquel. Dios la oyó y abrió su seno, y ella concibió y dio a luz a un hijo. Y dijo: «Ha quitado Dios mi afrenta.» y le llamó José, como diciendo: «Añádeme Yahvé otro hijo.»

Pepe, Pepa, Pepo, Pepín...: los apelativos cariñosos

Para los no creyentes existe teorías alternativas para entender el origen del apelativo Pepe. En un texto del año 1400, en castellano antiguo, aparece el nombre Josepe, del que se derivaría el hipocorístico.

…E pasaron omnes mercadores; e corrieron, e alçaron a Josepe del pozo, e vendieron a Josepe a los Moros por veynte pesos de plata”.

La otra hipótesis está sustentada en el contagio lingüistico entre España e Italia por la que Giuseppe habría derivado en Beppe (diminutivo en italiano) y luego en Pepe.

En el caso de las Josefas, y por tanto las Pepas y Pepis, las explicaciones se remiten al mismo origen sin particularidad alguna.

Además de Pepe, a los Josés se les suele llamar cariñosamente: Pepo, Pepín (cuyo origen se sitúa en Francia por Pepin de Aquitania) o Pep (de Josep en catalán).

¿Un país de Josés?

En España es el nombre más popular, hay 672.826 hombres que se llaman José, según datos del INE (Insituto Nacional de Estadística). En total, 2,89 millones de varones españoles tienen este nombre en su forma simple o compuesta (José Luis, José Antonio, José Ramón, José María...), según el último informe publicado por el organismo con censo de 2013. Seguido por Antonio, con 1,5 millones de ciudadanos.

En el caso de las Josefas, se cuelan en el top 10 con 447.440 censadas, en el séptimo puesto. María sigue siendo el nombre más habitual en España.

¿Cómo se dice José en distintas partes de España y en el extranjero?

José en castellano, Josep en catalán, Xosé en gallego y Joseba en vasco. En sus variantes extranjeras: en alemán Josef o Joseph, con diversas formas de diminutivo, principalmente Jupp. En árabe se escribe Yūsuf y se pronuncia Yusef. En francés, Joseph; en griego moderno Yosiph; en inglés Joseph, con la forma coloquial más usada Joe y su diminutivo Joey. En irlandés se usa Seosamh y en italiano Giuseppe puede ser Beppe, Beppo, Peppe, Peppuzzo, Pino, Pippo. En Portugal usan José como en España pero cariñosamente dicen Zé. En rumano se dice Losif y en ruso Osip o Yosip.

¿Por qué el Día del Padre se celebra el 19 de marzo coincidiendo con San José en España?

Mientras que en muchos otros lugares, como Estados Unidos y la mayoría de América Latina se conmemora el tercer domingo de junio, en España se atribuye la fecha del 19 de marzo a Manuela Vicente Ferrero maestra en un colegio de Vallecas en Madrid, o en los suburbios, como ella misma se definía. "Un día veo que vienen dos señores y me dicen: 'Usted sabe cómo quieren las madres pero no sabe cómo quieren los padres. Los padres tenemos corazón'. Y yo les contesté: yo no inventé el día de la madre, pero estén seguros que inventaré el día del padre", recordó en 1996 en un programa en TVE. Era 1948 y esta maestra no solo cumplió su promesa en su escuela, se difundió en la prensa y ese mismo año, cuenta, ya se celebró en muchos otros centros españoles.

"Los regalos eran cosas que encontrábamos en el vertedero", decía esta mujer que falleció en 1999. Cuando los grandes almacenes se enteraron de lo que Manuela Vicente había tramado se apoderaron de la idea y el día del padre saltó a los escaparates de Galerías Preciados. Querían contratarla, recuerda, pero ella se negó. Su hija María José Ferrero cuenta que el único requisito que puso fue que las chicas de su colegio pudieran trabajar allí. Y así es como Galerías Preciados se llenó de dependientas de Vallecas.

Más información