Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Michelle Obama: “No me presentaré a presidenta”

La primera dama de EE UU pasó por el festival de música de Austin para presentar una canción grabada por Missy Elliott y Zendaya con la que pretende recaudar fondos para su campaña Let Girls Learn

Michelle Obama, primera dama de EE UU. AP

Cinco días después de que el presidente Barack Obama revolucionara el festival de SXSW con su conferencia sobre tecnología y compromiso social, la primera dama de EE UU, Michelle Obama aparecía la mañana del miércoles en Austin, Texas, para inaugurar las conferencias de la sección musical del festival. Sobre el escenario principal, ante casi 1.000 personas de público, estuvo acompañada por la actriz y cantante Queen Latifah, quien fue la moderadora del encuentro. Al evento acudieron personalidades como la letrista Diane Warren, la rapera Missy Elliott y la actriz Sophia Bush.

“Venís aquí para escuchar lo mejor de la música del mundo, para compartir vuestras pasiones, pero sobre todo para saber cómo pasar a la acción”, dijo Queen Latifah antes de presentar al cuarteto de mujeres, famosas en su campo y por su compromiso social y activismo.

Como anunció por la mañana en una carta en el newsletter de Lena Dunham, la primera dama aprovechó SXSW para lanzar la siguiente fase de su campaña dedicada a educar niñas en todo el mundo, Let Girls Learn. “Es la fase de acción. Llamar a la gente para que no solo se preocupe sobre el tema, sino que haga algo sobre ello”, escribió.

Y, precisamente, estaba en el festival para presentar la primera acción de la comunidad #62MillionGirls creada en Change.org: la canción escrita por Diane Warren titulada This is For My Girls y en la que cantan Zendaya, Missy Elliott o Janelle Monae. “Todos los beneficios irán a Let Girls Learn”, explicó la primera dama.

“La gente cree que tienes que ser presidente de EE UU para lograr algo, pero los cambios vienen desde abajo. La gente joven encuentran su poder y su voz y la usan cada día”, animó Michelle Obama quien además invitó a la audiencia a entrar en la plataforma y encontrar su manera de colaborar.

Queen Latifah empezó la charla preguntándoles qué momento de su vida les había inspirado para llevar a cabo su pasión por ayudar. Ella empezó contestando: “Crecer en Nueva Jersey en los ochenta, y ver el impacto que el crack tuvo en nuestra comunidad me inspiró a mí, a otros estudiantes y a mi madre a crear una asociación contra el crack”, contó. Sophia Bush habló de la impresión que le causaron las primeras consecuencias visibles del sida. Y Michelle Obama explicó que fue por todo lo que tuvo que luchar “siendo una joven negra en el sur de Chicago”. “Mis expectativas eran limitadas, todo el mundo me decía lo que no podía hacer. Mi reacción fue probar a los escépticos que estaban equivocados”, contó. “Pero no todos los jóvenes reaccionamos así ante esa energía negativa. Y ahora siendo primera dama, aún veo los efectos de los incrédulos. Especialmente hacia chicas jóvenes, veo a chicas siendo presionadas porque están intentando educarse. Como Malala. Como las más de 200 mujeres secuestradas en Nigeria”, agregó.

Como venían a presentar una canción a un festival de música también tuvieron momentos musicales. Hablaron de los discos o cantantes que más les han influido. Missy Elliott y Sophia Bush se giraron a Queen Latifah y a su éxito ochentero Ladies First. La nueva canción de Diane Warren para Let Girls Learn sigue el objetivo de empoderar a las mujeres, dijo la rapera. Mientras la cantante y Michelle Obama elegían a Stevie Wonder.

Para acabar, Latifah le preguntó a la primera dama “lo que todo el mundo quiere saber”: “¿Qué vas a echar de menos cuando te vayas de la Casa Blanca? ¿Y te vas a presentar como candidata a la presidencia?”. Obama movía la cabeza riéndose mientras la audiencia aplaudía. “No me presentaré a presidenta”, dijo claramente. “Os echaré de menos a todos. A la gente joven con los que interactúo cada día y me hace llorar, porque me veo en ellos…”, dijo. “Los echaré de menos como primera dama, pero seguiré trabajando. No como presidente, no me presentaré. No lo haré”. Y se oyó un lamento generalizado en la sala. “Y una de las razones de por qué no lo hago es porque tengo dos jóvenes en casa. Lo llevan con gracia, pero ya está bien. Hay tantas formas de impactar, no hace falta ser presidente de EE UU”, puntualizó.