Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Argentina vuelve al mundo

El acuerdo entre el Gobierno de Macri y los fondos de inversión permite el regreso del país a los mercados

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, durante un discurso parlamentario este martes. EFE

El acuerdo alcanzado por el Gobierno argentino y los fondos que pusieron al país al borde de la suspensión de pagos a mediados de 2014 sitúa a Argentina en el carril adecuado para volver al sistema de financiación internacional.

El país cerró 2015 con las reservas muy deterioradas y un déficit fiscal de los más altos en los últimos 30 años, por lo que necesita dinero fresco para poner en marcha infraestructuras y otras herramientas que le permitan mejorar el bajo ritmo de crecimiento tras el fin del auge de las materias primas. Sin el pacto con los fondos era imposible acudir al mercado para obtener esa liquidez. Es verdad que quedan flecos y que las cosas aún pueden torcerse: Buenos Aires tiene hasta el 14 de abril para pagar 4.653 millones de dólares a los fondos y para ello tendrá que emitir deuda pública y colocarla, lo que se supone que no será un problema gracias a este acuerdo.

Además, el Congreso debe derogar las leyes que hasta ahora bloqueaban las negociaciones, algo que parece viable después de que se rompiese el bloque kirchnerista y de que el presidente, Mauricio Macri, obtuviese apoyos visibles de varios gobernadores peronistas.

El acuerdo es positivo para el Gobierno, a pesar de la retórica populista que lastra la política argentina. El país, aun siendo la tercera economía de la región, ha ido perdiendo peso en los foros internacionales a lo largo del último decenio; el pacto, respaldado por EE UU, no solo permite su regreso a los mercados, sino que lo devuelve al club de potencias emergentes que tienen algo que decir y no deben sufrir el embargo de sus barcos o aviones en el extranjero.

Más información